Whisky clonado tras un siglo en el hielo

febrero 7, 2012
Bebidas

 

El Mackinlay's Rare Old Highland Malt Whisky es la reproducción de una destilería escocesa de un whisky perfectamente conservado que se perdió en la Antártida en 1907.

 

El whisky que el explorador irlandés Ernest Shackleton llevó en su viaje al Polo Sur en 1907 y debió dejar allá al abandonar la expedición, hoy está en todas las licorerías del mundo… ¿Cómo? Los cientificos lograron reproducir el contenido de 100 años de antigüedad de las botellas de Rare Old Highland Whisky  que fueron encontrado en el continente antártico en el año 2007.

Shackleton partió por tercera vez rumbo a la Antártida el 7 de agosto de 1907 a bordo del barco Nimrod, con varias cajas de Rare Old Highland Whisky, uno de los mejores licores de la destilería escocesa Whyte & Mackay. Tras recorrer 3.000 kilómetros en la Antártida, y a menos de 180 kilómetros del objetivo, la dureza del contexto obligó a abandonar la expedición el 9 de enero de 1909, dejando en el camino todo su equipo, incluyendo las botellas de whisky.  

Un siglo después, las botellas originales fueron halladas intactas en sus cajas originales de madera de pino. El whisky -destilado entre 1896 y 1897- se encontraba todavía líquido y en excelente estado de conservación. Como la receta original ya no existe, la destilería Whyte & Mackay tomó muestras de tres de estas botellas y consiguió clonar el centenario whisky.

Hoy, el Mackinlay’s Rare Old Highland Malt Whisky está en las licorerías de todo el mundo y su precio ronda los 150 euros.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS