Otros ocho vinos bien “pileteros”

marzo 1, 2017
Bebidas

 

Nuestro sommelier vuelve con una segunda tanda de "vinos pileteros” para aprovechar los últimos días de verano en Córdoba.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

Aunque el clima está inestable, el verano sigue a pleno en Córdoba. Las jornadas de sol, calor y piscina todavía no han terminado, así que mejor tener la heladera bien equipada. Como vimos que una nota similar del mes de enero tuvo buenas repercusiones, volvemos con una segunda tanda de “vinos pileteros” para aprovechar los últimos días estivales:

Sposato Chardonnay 2016 ($139): Un novel vino blanco mendocino que “tiene todo para gustar”, incluido un precio de venta sumamente acomodado. Propone una nariz limpia y directa, con aromas de frutas en sazón -duraznos, manzanas-, miel y suaves trazos herbales. Al probarlo se muestra ligero y fluido, de paso veloz, con entrada suave de reminiscencia melosa, fresca acidez y persistencia media. ¡Ideal para la copa del aperitivo!

6962 Torrontés 2015 ($160): En general, cuando uno piensa en la variedad Torrontés casi de inmediato se le viene a la cabeza la imagen de los Valles Calchaquíes. Sin embargo, en estos últimos años han empezado a aparecer en Mendoza ejemplares de muy alta calidad. Tal es el caso de este refrescante vino blanco producido con uvas de Agrelo por el enólogo ítalo-argentino Giuseppe Franceschini. Propone una nariz fragante -aunque menos invasiva que la de sus pares norteños-, con perfumes a cáscaras de cítricos, mermelada de ananá, miel y trazos herbales. En la boca tiene cuerpo medio y paso vivaz, sabor afrutado, marcada acidez y moderada permanencia. Para servir junto a un plato de rabas a la romana.

Desquiciado Pinot Gris 2016 ($195): Un proyecto vitivinícola de pequeña escala que en poco tiempo ha hecho mucho ruido en el mercado argentino. Pequeños lotes de vinos mendocinos de alta calidad, vinificados por el enólogo Gonzalo Tamagnini y su equipo. De todo su portfolio destaco este blanco delicado y refrescante, elaborado con racimos de Pinot Gris -y un pequeño porcentaje de Chardonnay- procedentes de Tupungato (Valle de Uco). Ofrece una nariz diáfana y seductora, plena de evocaciones a flores blancas -jazmines, hortensias-, frutas de pepita -peras-, de carozo -damascos-, hierbas silvestres y té negro. Al probarlo tiene cuerpo medio, entrada agradablemente seca y paso untuoso, refrenda nítidos sabores frutales, con acidez perfectamente balanceada y prolongado post-gusto. Un blanco perfecto para maridar con la sutileza del sushi.

Tipo Tenaz Malbec 2016 ($117): Un Malbec sencillo, juvenil y afrutado proveniente de Maipú (Mendoza), para beber refrescado y “sin mucha ceremonia”. Ofrece aromas frutales directos; que dan paso a una boca ligera y veloz, de paso franco, con entrada apenas golosa, correcta acidez, taninos suaves y breve permanencia. Un tinto muy acertado en su segmento de precios, que además se consigue con facilidad en supermercados. ¡Para descorchar en  picadas o asados multitudinarios, sin desestabilizar nuestra economía!

Santa Julia Tintillo 2016 ($181): La bodega mendocina Familia Zuccardi está siempre a la vanguardia en lo que tendencias vitivinícolas se refiere. Por eso, hace apenas unos meses, presentó en el mercado este tinto joven, liviano y “entrador”, diseñado para servirse frío. Un corte de Bonarda y Malbec vinificados con una técnica especial llamado “maceración carbónica” -fermentación intracelular enzimática-, que da lugar a vinos de colores vivaces y sabores afrutados, pero con mínima extracción de carga tánica (para que no se perciban ásperos ni amargos cuando se los toma a temperaturas bajas). Este producto tiene un color violáceo intenso y brillante; aromas limpios de frutitas rojas -frambuesas-, caramelo tutti frutti y algo de banana; unidos a una boca etérea y veloz, de entrada amable y paso suelto, con jugosa acidez, taninos imperceptibles y permanencia breve. ¡Un tinto “comodín”, para tener siempre un par de botellas en la heladera!

Albaflor Blend 2013 ($232): Una novedosa línea de productos que llega desde Vistaflores (Valle de Uco), proponiendo vinos tintos de notable relación precio-calidad. El que más me gustó de toda la línea fue este ensamblaje de amplia base Malbec, con aportes de Cabernet Sauvignon, Bonarda y Syrah; añejado pacientemente durante 18 meses en barricas de roble.  A primera nariz asoman los aromas aportados por la madera -tostado, tabaco-, luego los toques balsámicos -anís, alcanfor-, las especias -clavo- y finalmente los recuerdos de frutas rojas maduras. En la boca tiene silueta delgada, entrada bien seca y paso franco, redunda en sabores especiados y algo terrosos, con equilibrada acidez, taninos apenas rugosos y larga persistencia. Lo imagino compañero perfecto para un lechón asado a dos fuegos o un cabrito a la llama, disfrutando las postreras noches cálidas del estío.

Flower Power Sweet Sparkling S/A ($120): Detrás de una etiqueta original, colorida y algo “psicodélica” -inspirada en la iconografía hippie de los años 60´-, aparece este vino espumoso simple y extremadamente fácil de beber, perfecto para servir al lado de la pileta.  Está elaborado por la bodega maipucina Uva Negra con uvas Torrontés y por el método  Charmat (segunda fermentación en tanques). Presenta perfumes frutales directos -uvas frescas-; que dan paso a una boca menuda y fugaz, con atractivo dulzor natural, burbujas chispeantes, correcta acidez y efímera persistencia.

Montecepas Extra Brut S/A ($155): Un auténtico “tapado” de las góndolas locales, perteneciente a la Bodega Lanzarini (Rivadavia-Este Mendocino). Un vino burbujeante de esmerada factura, con packaging sobrio y un valor de mercado todavía accesible. Se trata de un espumoso “blanc de blancs” (100% Chardonnay) fermentado por el método Charmat. Propone una nariz modesta, con aromas de frutas blancas, cítricos y algo de levadura. Al llevarlo a la boca es etéreo y vivaz, con gráciles burbujas, refrescante acidez y grato final.  ¡Burbujas ideales para acompañar todos los brindis del verano!

Y ustedes, ¿qué vinos están bebiendo este verano?

 

Preguntá por estos y muchos vinos más en Catar SRL, Dock de Vinos y Vinoteca Dvino.

(*) Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS