Nuevos vinos en las góndolas

Nuevos vinos en las góndolas

junio 11, 2014
Bebidas

 

Nuestro Sommelier encontró ocho vinos novedosos para probar y sorprenderse.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

Como siempre digo, si algo debo agradecer realmente a mi profesión de Sommelier es el poder ser un espectador privilegiado del mundo del vino argentino, viviendo sus cambios, probando y sorprendiéndome con los nuevos productos que van saliendo al mercado. Y tratando de comunicarlos de la mejor manera posible a los consumidores.

A esta última tarea me abocaré esta semana, proponiéndoles ocho vinos novedosos -en diferentes gamas de precios- para sorprender vuestros sentidos:     

Santa Florentina Reserva Torrontés 2012 ($41): Un blanco de gama intermedia de la Cooperativa Vitivinícola La Riojana, ideal para acompañar comidas por lo discreto de sus aromas/sabores. Un torrontés con innegable tipicidad varietal, aunque sin excesos que modifiquen la apreciación de los alimentos. Ofrece una sutil nariz floral y de frutas blancas; sumada a una boca sabrosa, de cuerpo medio, balanceada acidez y persistencia moderada. ¡Me gusta para maridar unos pescados a la parrilla o una paella!  

Altos de San Isidro Torrontés 2013 ($67): Otro torrontés en este listado de primicias, pero en este caso de los Valles Calchaquíes y con todos los bríos de la cepa “a flor de piel”. Un blanco fragante de nueva cosecha; con recuerdos herbáceos, de uvas frescas y cascaras de cítricos. En la boca es gustoso y elegante; repite sensaciones frutales, con fresca acidez, amargor casi imperceptible y buena persistencia para el rango. ¡Ideal para escoltar unas empanadas salteñas o una humita en estas frescas noches otoñales!

Sin Palabras Malbec 2013 ($27): Un tinto extremadamente sencillo y fácil de beber, elaborado en Junín (Mendoza) por Bodegas Casa La Primavera. Un “vino pequeño”, de aromas frutales simples y leves toques herbales. En boca es directo y lineal, de correcta acidez, taninos insinuados y persistencia breve. Conviene refrescarlo en heladera unos minutos antes de servir, para su mayor disfrute. ¡No se puede pedir más por el precio!

006 Malbec 2012 ($90): Novedad absoluta que llega desde la pequeña localidad de Mainqué (Río Negro), siendo la primera cosecha de Malbec de la joven Bodega del Aniello. Un tinto delicado y seductor desde lo visual, con una tonalidad rubí muy tenue. Ofrece aromas florales, frutales maduros -rosa mosqueta, cerezas negras- y herbáceos. En la boca es sumamente ligero y vivaz, de entrada seca, refrescante acidez, taninos suaves y persistencia media. ¡Sutil Malbec patagónico, ideal para acompañar cazuelas de pescados o mariscos!

Penitente Reserva Malbec 2011 ($148): Un tinto de perfil moderno, presentado por la debutante bodega Cavas La Capilla (Maipú-Mendoza). Vino de aromas intensos; donde predominan las frutas maduras, las mermeladas y las especias, sumadas a la impronta de la crianza en roble -vainilla, tostado, café- bastante presente. En la boca se lo percibe apenas goloso, de paso franco y sabroso, acidez balanceada, taninos mansos y moderada persistencia. ¡Un Malbec para seducir a los jóvenes paladares del vino!   

Grand Eco-Estate Malbec 2013 ($165): El concepto de elaborar vinos de alta calidad que no hayan tenido crianza en barricas viene pisando fuerte en el mercado argentino. Dentro de esta tendencia se inscribe este novel producto de la bodega mendocina Dolium. Está vinificado utilizando las mejores uvas Malbec de Agrelo -las mismas que se utilizarían para su Gran Reserva-, pero embotellado sin ningún contacto con roble. El resultado es un tinto de color violáceo cerrado; con aromas florales y frutales en sazón. Al probarlo se lo siente voluminoso, de paso carnoso y pleno, acidez perfectamente calibrada, taninos presentes -pero amables- y notable persistencia. ¡Lo mejor del Malbec mendocino, en su estado más puro y natural!

Alto Las Hormigas Terroir Malbec 2011 ($180): Nuestra uva emblemática no deja de sorprendernos; en este caso con un Malbec elaborado por el equipo técnico de bodega Alto Las Hormigas -comandado por los reputados enólogos italianos Alberto Antonini y Attilio Pagli-, usando uvas provenientes de las parcelas más selectas del Valle de Uco. Un tinto con expresión limpia y diáfana; de paleta aromática compleja donde pueden descubrirse aromas florales, frutales frescos, balsámicos, herbales y hasta minerales. En la boca es liviano y jugoso, de estructura amplia, extremadamente bebible gracias a su balanceada acidez y taninos sedosos, conservando un prolongado y grato final. ¡Malbec que fusiona lo mejor del terruño nacional, con la más avanzada enología internacional!         

Decero Mini Ediciones Petit Verdot 2011 ($250): Otro tinto mendocino de pequeña producción, algo difícil de conseguir por aquí pero que bien vale la pena el esfuerzo. Ofrece una paleta aromática frutal madura y extremadamente balsámica -anís, mentol, eucaliptus-. Al degustarlo es un vino intenso, de entrada seca, paso franco y agradable sensación mentolada; a pesar de su potencia es un vino bastante fluido, gracias a su balanceada acidez. En el final de boca se perciben los taninos aún firmes, que sostienen una larguísima persistencia. Un producto que ya puede ser bebido con deleite, pero que ganará en expresión y balance con un poco más de tiempo en botella. ¡Realmente un vinazo, para celebrar ocasiones muy especiales!

Y ustedes, ¿qué nuevos vinos han probado en este último tiempo?

(*)Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

Preguntá en Catar SRL y Vinoteca Dvino por estos vinos recomendados.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS