No sólo de tintos vive el hombre…

agosto 14, 2012
Bebidas

 

Nuestro Sommelier nos presenta algunos de los mejores blancos de corte del mercado.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

Ya he mencionado en varias oportunidades en esta columna que el consumo de vinos en nuestro país está notablemente inclinado hacia los vinos tintos. Las estadísticas parecen no moverse -al menos en el último quinquenio-, priorizando el consumo del rojo brebaje en un 78% (basta con observar unos minutos la góndola del supermercado/vinoteca para corroborar esta información).

Sin embargo, en el pequeño 22% restante, formado por los blancos, rosados, espumosos y especiales, también pueden encontrarse productos muy interesantes. Aquí hay un nicho poco explotado en nuestro país -a mi humilde entender-, que es el de los blancos de corte (vinos elaborados combinando dos o más uvas de ese color). En este segmento pueden encontrarse botellas de gran calidad, habitualmente a precios más accesibles que muchos vinos tintos.

Si quieren “dar en el blanco”, los invito a probar algunos de los productos de esta selección:

. Vasco Viejo Blanco 2011 ($11): Imposible ganarle a este campeón de la relación calidad-precio elaborado por la centenaria Bodegas López. Un blanco sumamente leve y etéreo elaborado con uvas pedro gimenez, torrontés y ugni blanc. En la nariz los aromas son frutados simples y algo herbáceos. En boca es liviano, fluido y agradable. ¡Más no se puede pedir por ese precio!
 
. Jean Rivier Sauvignon Blanc-Chenín 2011 ($21): Un vino de San Rafael que es todo placer y frescura. Una mezcla de dos uvas de perfil herbáceo y de buena acidez natural -que además se dan muy bien en el sur mendocino- que permite obtener un blanco encantador y vivaz. ¡Un buen vino para la acompañar la comida de todo los días, ideal para comprarse varias cajas!

. Emilia Nieto Senetiner Chardonnay-Viognier 2011 ($39): Cuando uno quiere un blanco liviano y fácil de beber, esta es una elección segura. Un vino verdaderamente agradable; de limpios aromas frutados y florales; con una boca ligera, sabrosa, algo abocada pero bien refrescante. El packaging es moderno y original, lo que lo hace aún más atractivo ¡Para tener siempre en la heladera y descorchar en la picada con amigos!      

. Cuarto de Milla Blanco S/A ($40): Este producto de estilo sumamente tradicional pertenece a la pequeña bodega mendocina Finca La Anita. Es un vino elaborado con un corte de uvas chardonnay y semillón, que ha sufrido un añejamiento moderado en barricas de roble. Tiene un bellísimo color dorado brillante, con la nariz dominada por las notas de crianza (vainilla, miel, pasas de uvas, cedro). En la boca es seco, pleno de sabores, con buena fluidez -a pesar de la potencia- y larga persistencia ¡Un blanco absolutamente diferente, que puede acompañar platos intensos y bien sazonados!

. Surcado Sauvignon Blanc-Chardonnay 2011 ($42): Este blanco, elaborado por la joven bodega Herencias del Sur (de General Alvear, Mendoza), pronto desembarcará en Córdoba. Es una notable combinación de uvas sauvignon blanc neuquinas con uvas chardonnay mendocinas, en un blend fresco y fragante. En nariz predominan las notas a frutas (durazno, peras, manzana verde); mientras que la boca tiene el nervio y la vivacidad de los vinos de climas fríos, con algunos trazos herbáceas muy agradables ¡Rico vino,  puede ir bien con sushi o comida peruana!

. Infinitus Semillón-Torrontés 2011 ($45): La vitivinicultura de la Patagonia esconde algunas joyitas como esta, que vale la pena descubrir y disfrutar. Un blanco austero y muy elegante, ideal para la mesa acompañando frutos de mar. Sus aromas son sobrios y agradables (frutas de carozo, manzana verde, trazos de miel), así que no interfieren para nada con los alimentos. La boca es su punto más destacado;  tiene una entrada seca, es sabroso, de buen volumen, con  excelente acidez natural -que ayuda a “limpiar” adecuadamente el paladar- y larga persistencia. ¡Un blanco verdaderamente“gastronómico”, que no falla jamás con pescados o mariscos!  

. Dolium Eco-Estate Torso 2011 ($50): Con este insólito nombre -que como juego de palabras remite a la pronunciación de la primera sílaba de cada uva utilizada-, la bodega Dolium ha identificado a su primer blanco de corte. Un interesante blend de uvas torrontés y sauvignon blanc, perfumado y seductor. En la nariz destacan limpias notas de uvas frescas e hierbas; al llevarlo a la boca es un vino delicado, suave en alcohol, ligeramente amable pero muy fresco. ¡Qué rico será disfrutar de este vino liviano y gustoso, en el aperitivo de la primera tarde templada que preanuncie la primavera!

Si con esta nota se enganchan con los vinos blancos, no dejen de leer también: Siete blancos nacionales de lujo y Blancos raros para recibir la primavera.

¡Hasta la próxima copa! 

      

(*)Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

Podés conseguir los mejores vinos y servicios del Sommelier en Goulu y en Catar SRL.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS