Los vinos de la primavera

Los vinos de la primavera

octubre 21, 2013
Bebidas

 

Nuestro Sommelier recomienda vinos para disfrutar de la más bella de las estaciones.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

“El vino abre las puertas con asombro y en el refugio de los meses vuelca su cuerpo de empapadas alas rojas” (Pablo Neruda).

¡Al fin la primavera está entre nosotros! La verdad es que se hizo rogar bastante, pero finalmente llegó a nuestra ciudad con días templados y soleados seguidos de noches frescas de esas que invitan a quedarse despierto hasta más tarde.

Y nada mejor que una copa de vino para acompañar la picada nocturna con amigos, la cena familiar o simplemente la charla distendida luego de una larga jornada laboral…

En la primavera el clima a veces desconcierta así que hay que tener algunos vinos para esos días tórridos que parecen estivales -como los blancos y rosados-, y algunos otros más intensos -como los tintos- por si vuelve un fin de semana de frío inesperado.

Para disfrutar de esta bella estación, aquí siete recomendaciones variadas y accesibles:

Kaiken Malbec Rosado 2013 ($62): Un rosado sumamente tentador, principalmente para aquellos consumidores que recién se inician en el mundo del vino. Un producto de aromas frutales explosivos, que recuerdan a frutillas, frambuesas maduras y hasta chicle de tutti-fruti. En la boca sorprende con un paso seco, ligero, de refrescante acidez y persistencia media. ¡Rico para el aperitivo o para servir con postres frutales!

Piattelli Reserva Torrontés 2012 ($80): En un país lleno de ricos vinos elaborados con esta uva, suele ser difícil encontrar productos que llamen la atención por sobre el resto. Sin embargo, quedé sorprendido con este Torrontés elaborado en un nuevo proyecto vitivinícola -de capitales norteamericanos- ubicado en Cafayate (Salta). Un vino blanco de nariz muy elegante, donde los intensos aromas de la variedad -uvas, flores blancas, cítricos- están levemente atenuados, aunque sin perder personalidad. Al llevarlo a la boca sorprende de inmediato por su buen volumen -ya que el 20% del vino tuvo una breve crianza en barricas de roble-, paso ágil y vivaz, fresca acidez, sabores típicamente reconocibles, mínimo amarguito final y notable persistencia. Un torrontés muy pensado para el consumidor internacional, pero que gustará también a los paladares locales.

Las Perdices Sauvignon Blanc Fumé 2012 ($82): Fermentar vinos blancos en barricas  no es tarea fácil, pues la madera suele tomar protagonismo y opacar la frescura natural del producto. Sin embargo, cuando la técnica está bien manejada, se obtienen vinos elegantes, complejos y exquisitos como este de la bodega mendocina Las Perdices. Un blanco de excelente carácter varietal en nariz -cítricos, hierbas frescas, ruda-, aunque sin excesos “vegetales”; y con las notas del contacto con roble (vainilla, leve ahumado) en grácil armonía. En la boca se comporta fluido, de cuerpo medio, acidez balanceada y  mediana persistencia. ¡Blanco imprescindible para armonizar con pescados o mariscos!

Maula & Misery Mouse Malbec 2013 ($62): ¡Qué bueno es poder probar un tinto tan joven, con toda la frescura y los aromas primarios a flor de piel! Así es este producto de la bodega mendocina Margot. Un tinto de uvas Malbec simple y directo, de cándidos aromas frutales (ciruelas, cerezas ácidas) y levemente herbáceos. Al probarlo es liviano y veloz, repite sensaciones frutales, con refrescante acidez y taninos casi imperceptibles. Un tinto versátil, puede acompañar una amplia variedad de platos.

Barrandica Cabernet Sauvignon 2011 ($70): Me encanta este vino pues rompe los moldes de lo que uno espera de la variedad. Cuando se piensa en Cabernet Sauvignon uno imagina un vino de aromas herbales y picantes, con boca recia y algo tánica. Este exquisito tinto elaborado por bodega Antucurá (Valle de Uco) es totalmente diferente. Tiene aromas nítidos de frutas negras, pasas de higo y mermeladas, con apenas unos trazos herbales lejanos. En la boca entra muy goloso, con volumen medio, paso franco  que refrenda los sabores maduros, taninos nobles, final seco y moderada persistencia. ¡Gran vino para maridar con un cabrito a la llama!

Serbal Assamblage 2012 ($90): Este novel vino pertenece a la línea más accesible de la bodega Atamisque, un joven emprendimiento vitivinícola que en poco tiempo se ha convertido en referente indiscutido del Valle de Uco (Mendoza). Es un tinto complejo e interesante, obtenido con un corte de uvas Cabernet Franc, Merlot y Malbec, sin ningún tipo de contacto con roble. Un producto que seduce desde la vista, con un brillante color rojo-violáceo profundo. En la nariz ofrece una variada paleta de aromas, que pasan por las frutas maduras, las especias y algunas notas herbales. En la boca es sabroso, fluido, de paso franco, volumen medio, acidez perfectamente calibrada –típica de las zonas frías-, taninos suaves y buena persistencia. ¡Me gusta para un asado con amigos!

Amauta IV Innovación 2012 ($85), Este vino es una de las últimas novedades de la bodega El Porvenir de Cafayate. Un tri-varietal tinto (Malbec-Tannat-Petit Verdot) de perfil aún joven y brioso, típico de los vinos que proviene de los Valles Calchaquíes. Muestra en nariz notas frutales confitadas, balsámicas -mentolado, eucaliptus-, terrosas y de moderada crianza en roble -vainilla, cacao-. Al llevarlo a la boca es un vino potente y seco, con paso lleno y taninos rugosos por su incipiente juventud. Un producto que ya está para beberse, pero que mejorará sensiblemente con algunos meses de estiba. Yo lo probaría con empanadas picantes de carne cortada a cuchillo…

¿Y ustedes, tienen elegidos ya sus vinos primaverales?

(*)Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

Preguntá en Goulu, Catar SRL y Vinoteca Dvino por estos vinos recomendados.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS