Final en azul y rojo

febrero 16, 2016
Bebidas

 

Cinzano auspició la definición de la Supercopa entre Boca y San Lorenzo. En esta nota de Battaglino, los tragos que prepararon para un evento con clientes y amigos en el Holiday Inn.

 

Por Roberto Battaglino (*)

Cinzano auspició la definición de la Supercopa entre Boca y San Lorenzo. Los tragos que prepararon para un evento con clientes y amigos. Los colores del auspiciante de la Supercopa ya habían vaticinado el resultado, tal vez no la contundencia: el azul y rojo de Cinzano cantaron el triunfo Cuervo bastante antes que empezara el partido.

La gente de la compañía organizó un evento especial para clientes y amigos en la final en el Kempes, que arrancó en el Holiday Inn con una recepción con tragos preparados con sus aperitivos.

El primero convencional. Cinzano Rosso con soda y una rodaja de limón. Como para que hiciera juego con el queso pepato que era el que dominaba la tabla en el salón del hotel de Rodríguez del Busto.

Después, un Cinzano Bianco con soda y limón. Refrescante, ideal para el jamón y las alcaparras.

Y para acompañar las albondiguitas a la pomarola, el Ferroviario. Un trago que lleva Cinzano Rosso, fernet y soda. Intenso, agradable, tan disfrutable como una definición Boca-San Lorenzo.

Después, en el entretiempo del partido, con el gol de Belluschi volviendo a clavarse una y otra vez en el ángulo, hubo oportunidad de repetir algunos de los tragos.

Con el sabor fresco y suave del Cinzano Bianco volvimos a la platea a lo que fue el baile de cuarteto con el que terminó la final de la Supercopa en Córdoba.

Y antes de irse, el último Ferroviario, cuando el azul y rojo ya había teñido la zona del Chateau Carreras.

 

(*) En Twitter: @battaglino

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS