https://www.circuitogastronomico.com/

Especial: Preguntas sobre espumantes respondidas por Moët Hennessy Argentina

¡Tenemos un material especial sobre espumantes para compartir! Se tata de un listado Q&A («questions and answers»; preguntas y respuestas) elaborado por Lucrecia Fernandez, jefa de comunicación Enológica de Moët Hennessy Argentina.

Se basa en distintos temas, como las distintas formas de elaborar el espumante, diferentes tipos de espumante y tips de consumo del mismo (temperatura ideal, se toma con hielo o sin hielo, cual es el mejor lugar para guardarlos, tipo de copa/vaso, etc.)

Q&A sobre Espumantes

¿Cuánto tiempo antes tenemos que poner a enfriar el espumante en la heladera?

Para poder beber el espumante entre 6 y 8°C lo ideal es colocarlo en la heladera entre unas 4 a 5 horas antes de ser consumido, así el enfriado se realiza de manera suave y paulatina.

¿Por cuánto tiempo lo podemos tener en la heladera cerrado si no lo vamos a beber inmediatamente?

Es importante saber que el frío de la heladera es seco, a diferencia de las cavas eléctricas que tienen una humedad aproximada del 70%. El frío seco con el tiempo hace que los corchos se contraigan, y con ello el ingreso no querido de oxígeno al vino. Esto empieza a suceder cuando uno deja una botella, sea de vino o espumante, por un tiempo prolongado (más de un año). Por eso recomendamos guardar las botellas en las cavas eléctricas y no en la heladera.

¿Hay alguna recomendación sobre en qué parte de la heladera guardarlos?

Es importante saber que el espumante no se guarda en la heladera, sino que únicamente lo ponemos en ella unas horas antes de beberlo. Para que se enfrié paulatinamente lo ideal es colocarlo en la heladera entre unas 4 a 5 horas antes. Entendiendo esto el lugar puntual de donde se coloca es indistinto.

¿Es conveniente que se enfrie acostado o parado?

Es indistinto.

¿Dónde es el mejor lugar para guardar los espumantes?

Al igual que los vinos blancos y tintos, el mejor lugar para guardarlos en las condiciones óptimas son las heladeras para vino, especialmente diseñadas con temperatura y humedad acorde a la guarda. El almacenamiento del vino es muy importante porque cuando las condiciones no son las adecuadas pueden afectar la velocidad a la cual el vino evolucionará, cambiando negativamente su estilo. A modo general mencionaremos las condiciones de guarda para un vino, sea tinto, blanco o espumante; y que deben ser recreadas en el espacio donde tengamos nuestros vinos:

  • Una temperatura controlada y estable de entre 12° y 15°C. A más bajas temperaturas de almacenamiento, más suave es la evolución del vino en la botella.
  • Una humedad entre el 75 % y el 80 % es la ideal. Por eso es importante guardar las botellas en forma horizontal para que el corcho se mantenga siempre húmedo.
  • El vino también se altera con la luz, especialmente con los rayos ultravioletas. Lo ideal es una luz débil, no directa, de 25 w.

Los espumantes son aún más susceptibles al impacto de la luz directa por eso es importante observar el color de la botella. Los espumantes en botellas transparentes tienen que ser aún más cuidados en su guarda. Si hacemos la guarda en una habitación o armario lo importante es asegurarnos siempre que el espacio este lejos de fuentes de calor directa (como una chimenea o calefacción) y la temperatura ambiente esté dentro de los rangos indicados.

¿Cuál es la temperatura ideal de consumo?

La temperatura ideal para beber un espumante es entre 6 y 8°C.

¿Se puede tomar con hielo cualquier tipo de espumante?

No es lo recomendado ya que si el estilo del espumante no fue pensado para beberse con hielo, se diluirá. Ahora bien, cuando el estilo es creado para disfrutarlo con hielo, éste ayuda a que el espumante se perciba fresco sin perder toda su riqueza aromática como es el caso de Chandon Délice.

¿Puede el hielo afectar a la burbuja a un espumante que no sea Délice?

El hielo puede efectivamente afectar a la burbuja de un espumante que no fue creado para beberse con hielo, por eso para disfrutar de un espumante en su totalidad es importante conocer su estilo y sus sugerencias de servicio.

¿Qué tipo de vaso/copa recomienda Chandon?

Chandon, como líder de la categoría, asumió la misión de re educar a los consumidores promoviendo una copa para su ritual de consumo que destaque sus características aromáticas y gustativas a través de su boca más ancha. Este tipo de copa (que es similar a un copón de vino) es el recomendado para beber todos los espumantes. En el caso de Délice, Chandon promueve su consumo descontracturado y con hielo en un vaso cuya forma es similar a la copa de la zona del Jurancon en Francia, de donde proviene el Petit Manseng (variedad que integra el assemblage de Chandon Delice).

¿Se puede guardar un espumante abierto? ¿Cuánto tiempo?

Si después de beberlo aún queda espumante en la botella, se puede guardar sólo si tengo los corchos diseñados para este fin que cumplen la función de mantener dentro de la botella el gas carbónico del espumante. Con el corcho adecuado un espumante puede guardarse en la heladera durante máximo 2 días después de haber abierto la botella.

¿Cuál es la diferencia entre un champagne, un espumante, un cava, un prosecco?

Las diferencias son todas, lugar de origen y terroir (clima, variedades, topografía, interpretación del hombre), legislaciones, estilo. Creo que lo único que tienen en común es la burbuja. Los Champagne son vinos con una acidez alta, de cuerpo medio y bajo grado alcohólico. Teniendo en cuenta la hostilidad y amplia variación del clima del champagne año a año, podemos mencionar dos estilos:

  • Non Vintage: son los Champagnes que se elaboran con uvas de diferentes años para mantener de esta manera la calidad y el estilo de cada Maison.
  • Vintage: son los Champagnes que se elaboran con uvas de un único año el cual es declarado como excepcional por sus características climáticas. Esto imprime en los vinos la impronta del año.

El envejecimiento sobre levaduras establecido por la AOC Champagne dice:

  • Mínimo de 12 meses para los Champagnes más jóvenes, siendo estos de carácter sencillo, con aromas a manzana verde, fruta blanca y cítrica, de acidez alta y cuerpo medio.
  • Mínimo de 36 meses para los Champagnes más complejos, siendo estos de carácter autolítico donde además de la fruta verde, blanca y cítrica, se destacan los aromas propios del prolongado contacto con levaduras a bizcocho, pan brioche, torta especiada y turrón.

Desde un punto de vista reglamentario, los vinos de Champagne son los únicos en experimentar una maduración tan larga. La reglamentación europea sólo impone un plazo mínimo de 90 días para los vinos espumosos.

Cava es el termino español para llamar a los vinos espumosos elaborados bajo el método tradicional en los municipios permitidos que son Cataluña, Valencia, Aragón, Navarra, Rioja y el Pais Vasco. Las variedades que se usan para el Cava son además de la Chardonnay y la Pinot Noir (en proporciones mínimas) las locales Macabeo, Xare-lo y Parrellada. El estilo del Cava es menos frutado, ácido y autolítico del Champagne.

El Prosecco es el vino espumoso de la región del Véneto en el noroeste de Italia, su estilo es joven, ligero, fresco y de aromas bastante neutros, por eso se elabora en su mayoría con el método Charmat. La variedad usada es la local Glera.

¿Qué significa que un espumante sea Brut, Extra Brut, Brut Nature?

Cada una de estas palabras hacen referencia a la cantidad de azúcar que se agrega al espumante al finalizar su elaboración. El azúcar se agrega disuelta en el mismo vino base del espumante y se le llama “licor de expedición”. Para su elaboración puede utilizarse azúcar de caña, vinos dulces, mezclas de brandies o licores, e incluso espumante de otros años. La cantidad de azúcar añadida determinará la clasificación del espumante, la cual depende del país. En Argentina, por ejemplo, los espumantes se clasifican de la siguiente manera:

  • Nature: menos de 3 gramos de azúcar por litro.
  • Brut Nature: menos de 7 gramos de azúcar por litro.
  • Extra Brut: menos de 11 gramos de azúcar por litro.
  • Brut: menos de 15 gramos de azúcar por litro.
  • Demi Sec: de 15 a 40 gramos de azúcar por litro.
  • Dulce: más de 40 gramos de azúcar por litro.

¿Con que uvas se hacen en argentina los espumantes?

Si bien cada bodega toma la decisión de definir con que variedades elaboran sus espumantes, la mayoría toma como modelo a la región de la Champagne: Chardonnay y Pinot Noir como las principales y la Pinot Meunier en 2 lugar (porque al precisar de muy buena humedad, en Mendoza es más difícil su cultivo)

¿En qué consiste el método tradicional o champenoise?

Se llama así porque es el método original de la región de la Champagne. El inicio es con el vino base y el licor de tiraje embotellados y cerradas las botellas con tapa corona. Al mismo tiempo que ocurre la segunda fermentación, pequeñas cantidades de oxígeno penetran lentamente a través de la tapa, otorgando al espumante una mayor complejidad. El mayor diferencial de esta práctica es el “tiempo sobre lías” que el espumante reposa en contacto con las levaduras. Durante este período, que puede extenderse desde algunos meses hasta varios años, el espumante no sólo irá integrando el gas carbónico, sino que además, irá ganando en cremosidad, en volumen, en aromas y sabores a levaduras (desde el pan levemente tostado, pasando por el brioche, hasta el turrón y torta especiada), para llegar al estilo deseado. Luego de la formación de la espuma, las levaduras deben ser eliminadas para lograr un espumante completamente limpio. Entonces, las botellas son colocadas en los “giropalettes” contenedores que giran las botellas imitando los movimientos que antaño hacía la mano del hombre (en los pupitres) para lograr que las levaduras se deslicen hacia su cuello de la botella. Luego llega el “degüelle”, en el que se congela el pico de la botella junto con las levaduras depositadas en él y, a continuación, se la destapa para que su presión interior las expulse naturalmente.

Diferencias de estilos de espumantes

En el mundo de los vinos espumantes existen distintos procedimientos para generar las burbujas. Los más usados son dos: el Charmat y el Champenoise, que comparten gran parte del proceso, pero difieren en el recipiente en el cual el vino realiza su segunda fermentación, y por lo tanto darán estilos de espumantes distintos entre sí.

Método Chaussepied o Charmat: El vino base y el licor de tiraje se unen en tanques de acero inoxidable y luego se trasladan a los de toma de espuma, totalmente herméticos y preparados para resistir la presión que generará el gas carbónico originado en esta segunda fermentación. Dentro de los tanques, el vino base está en contacto con las levaduras que le otorgan leves notas que van desde pan fresco hasta un tostado incipiente, cremosidad y algo de volumen. Una vez terminada la segunda fermentación, el espumante se conserva en contacto con las borras de las levaduras durante el tiempo que exija el estilo deseado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio