Catorce ‪vinos‬ amigables con el bolsillo

marzo 23, 2016
Bebidas

 

Para no renunciar al sencillo y saludable placer de beber una copa de vino, estas son las recomendaciones de nuestro Sommelier.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

 

Hemos sobrevivido a las fiestas de fin de año, las vacaciones -los más afortunados- y el comienzo de clases -los que son padres-, pero seguro nuestras finanzas están “en rojo”.

El arranque del año suele ser duro para la mayoría. Las billeteras están flacas, pero no por ello deberíamos renunciar al sencillo y saludable placer de beber una copa de vino. Afortunadamente, la enorme producción vitivinícola de nuestro país permite encontrar siempre productos muy disfrutables, aún en los segmentos de precios económicos.

Si andan en búsqueda de vinos amigables con el bolsillo, aquí van mis sugerencias:

Finca Natalina Torrontés 2015 ($39): Ya he recomendado en otras oportunidades los vinos de esta bodega sanjuanina (Putruele), pues ofrecen una relación precio-calidad óptima. No es la excepción este novel torrontés que regala aromas florales y frutales directos, unidos a una boca ágil y etérea, de fresca acidez y leve amarguito final. ¿Qué más se puede pedir por ese precio?

Don Bosco Torrontés 2014 ($46): Otro Torrontés, pero en este caso proveniente de Mendoza y elaborado por los alumnos de la Facultad Don Bosco de Enología y Ciencias de la Alimentación (la histórica institución maipucina donde se forman gran parte de los enólogos argentinos). Tiene una nariz limpia con reminiscencias cítricas; que da lugar a una boca tenue, de entrada seca y paso franco, con correcta acidez y persistencia breve. Un vino blanco para la mesa de todos los días

Mastroeni Trebbiano 2014 ($53): Para los buscadores de rarezas, una “perlita” de precio sumamente acertado. Un blanco elaborado con la variedad itálica Trebbiano, de la cual existen escasos exponentes en el país. Un producto de aromática bastante severa, donde se insinúan sutiles evocaciones herbales y algo balsámicas (menta, eucaliptus). Al probarlo remarca su austeridad, con silueta delgada y paso veloz, sabores herbáceos, acidez ajustada y mediana permanencia. ¡Vale la pena investigarlo!

Stutz Torrontés 2015 ($81): Como si fuera poco, otro torrontés más en la lista (¿se me nota que soy fanático?). Un exquisito y fragante vino blanco proveniente de los Valles Calchaquíes, que testimonia lo bien que está adaptada esta variedad al terruño norteño. Explota en prístinos aromas de flores (rosas blancas, azahares), uvas frescas y cáscaras de cítricos; y sigue en una boca apetitosa y refrescante, de vibrante acidez, sutil amargor final y largo post-gusto. Un torrontés perfecto, casi de manual de enología.

Estancia Mendoza Malbec Rosé 2015 ($42): Un vino rosado que es novedad absoluta, elaborado por Fe.Co.Vit.A. (la mayor bodega cooperativa del país). Un producto de notable factura para su precio tan asequible, que además se muestra muy versátil para acompañar una gran variedad de platos de la cocina casera (milanesas, pastas, pizzas y empanadas). Posee nítidos aromas/sabores de frutas rojas ácidas (frambuesas, frutillas, moras), con una boca sabrosa y de cuerpo medio, acertada acidez y persistencia media. Un rosado “comodín”, para tener siempre un par de botellas en la heladera.

Suter Pinot Noir 2014 ($37): La histórica bodega sanrafaelina Suter propone en su línea más económica este Pinot Noir extremadamente sencillo, pero que “cumple bien” por el precio pagado. Un tinto delgado, escueto y fugaz; con aromas/sabores frutados, correcta acidez y permanencia breve. Óptimo para un primer acercamiento a la cepa.

Norton Clásico 1895 S/A ($39): Su nombre lo dice todo; un clásico de las comidas vernáculas desde hace más de un siglo. Un tinto genérico elemental y bebible, de esos que “bajan rápido” en la mesa. Presenta aromas afrutados y herbales simples; que dan paso a una boca rauda, de agradable frutosidad y acidez, taninos imperceptibles y persistencia corta. Sugiero beber refrescado ¡Para comprar de a cajas!

La Pradera Malbec 2014 ($45): Un “tapado” absoluto, que pude descubrir gracias a la sugerencia de un colega. Se trata de un Malbec mendocino de Bodega Los Toneles, que me sorprendió por su buena factura y precio conveniente. Propone diáfanos aromas de frutas rojas; seguidos de una boca gustosa, de cuerpo medio y paso franco, con buena acidez, taninos mansos y moderada permanencia. Malbec para asados multitudinarios.

Quercus Cabernet Sauvignon 2015 ($60): Interesante vino proveniente del Valle de Uco (Mendoza), que entrega mucho más de lo que su precio pide. Un tinto de notable tipicidad varietal, que exhibe abiertamente los aromas de frutas negras y especias tan reconocibles del Cabernet Sauvignon. En la boca es sabroso e intenso, de cuerpo medio, con sensaciones frutadas y ligeramente picantes, balanceada acidez, taninos firmes y persistencia media. ¡Para acompañar un chivito/cabrito a la parrilla!

Algarrobo Grande Petit Verdot ($62): Otro producto muy atractivo, que permite descubrir un cepaje poco difundido sin gastar demasiado. Proviene de la Bodega Genaro Cacacce, verdaderos especialistas en hacer vinos de buena correlación precio-producto. Plantea una nariz penetrante, con evocaciones especiadas, balsámicas -anís, regaliz- y terrosas. Al llevarlo a la boca es suculento y pleno, de paso franco, redunda en recuerdo de especias, con acertada acidez, taninos robustos y buena permanencia. Para descubrir una nueva variedad sin dejar la billetera en el intento.

Montecepas Family Vineyard Merlot 2013 ($70): Un tinto del Este Mendocino bien maduro, gustoso y “entrador”, vinificado por la centenaria Bodega Lanzarini. Seduce con su nariz vehemente, donde abundan recuerdos de uvas pasas, higos secos y especias dulces. La boca está en directa sintonía, revelando su entrada amable, cuerpo medio y paso discreto, con ajustada acidez, taninos presentes y persistencia media. ¡Perfecto acompañamiento para las pastas domingueras!

Paso Viejo Tannat-Malbec 2013 ($85): ¡Un crédito local en esta lista, para demostrar que los vinos de nuestra provincia no arrugan ante nada! En esta oportunidad un bi-varietal tinto de Colonia Caroya, que combina la rusticidad y potencia del Tannat con la delicadeza del Malbec. Un producto que fue criado durante un año en barricas nuevas y que reposó luego un tiempo similar -en tanque y botella- para integrarse perfectamente. Sus aromas son francos y directos, con tonos afrutados, herbáceos, terrosos e incluso empireumáticos -humo, caucho-. El paso de boca es menudo, fresco y fluido, refrenda impresiones frutales y terrosas, con acidez bien integrada, taninos pulidos y moderada permanencia. En breve estará disponible la nueva añada, pero buscando un poco seguro pueden encontrar algunas botellas de esta primera partida. ¡Un “imprescindible” de los vinos cordobeses, en un precio muy acomodado!

Ventus Torrontés Dulce 2015 ($69): Los golosos también pueden beber tranquilos sin poner en riesgo su presupuesto, por ejemplo con este riquísimo blanco de San Patricio del Chañar (Patagonia). Regala una nariz diáfana de frutas blancas -damascos, uvas-, flores -jazmines- y miel. En la boca se despliega vaporoso y ligero, con bajo grado alcohólico (10,5%), dulzor moderado (60g/l azúcar), balanceada acidez y grato post-gusto. ¡Para maridar con quesos suaves o postres cremosos!

Los Pasos Extra Brut ($88): Cerrando esta amplia selección, un espumoso mendocino de precio realmente imbatible. Un vino efervescente elaborado por Bodega Séptima usando el método Charmat (segunda fermentación en tanques), con un corte de 80% Chardonnay y 20% de Pinot Noir. Un producto “chispeante” y descontracturado, con límpidos aromas frutales -manzanas, peras- y “toques” de levadura fresca. Al beberlo se lo percibe vivaz y refrescante, con burbujas cosquilleantes y una placentera persistencia. ¡Para brindar y brindar, sin mucho gastar!

 

Y ustedes, ¿nos recomendarían otros vinos amigables con el bolsillo?

 

Preguntá por estos y muchos vinos más en Catar SRL, Dock de Vinos y Vinoteca Dvino.

(*) Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS