https://www.circuitogastronomico.com/

Notas Vínicas: Un vino para tomar entre semana

Por Valentina Livolsi (*)

Esta nota fue escrita en una de las citas de cada miércoles con mi novio. Es un lindo ritual que tenemos desde nuestra primera “cita de vinos”, como las bautizamos, que casualmente fue un día como el de hoy. Cada mitad de semana elegimos un vinito, cocinamos algo rico y disfrutamos de ese rato en casa que de alguna manera nos aleja un poco del exterior y a nosotros, nos acerca siempre un poco más.

“Donde no hay vino no hay amor” dijo Eurípides, y le creo. Rotundamente le creo. Desde tiempos milenarios este gran poeta griego entendió todo y nos propone a beber con quienes amemos. Un genio del Marketing encima, y nadie se dio cuenta. Gracias Eurípides. Desde la Antigua Grecia nos vinimos para este lado del globo, puntualmente a La Rioja, y más precisamente al Valle de Chañarmuyo, un oasis a 1700 msnm donde el añoso suelo es hogar de verdes cactus que contrastan con la aridez de las majestuosas montañas que lo rodea.

Chañarmuyo Blend Cabernet Franc – Cabernet Sauvignon 2018

El vino elegido, oriundo de ese misterioso y elevado terroir fue el Chañarmuyo Blend Cabernet Franc – Cabernet Sauvignon 2018 de bodega Familia Chammas Honnorat ($590) y recomendado esta vez por Iván, parte de Grandes Vinos Argentinos. Comenzaron representando bodegas boutique de manera particular y desde 2009 se convirtieron en una broker de vinos premium súper confiable; y quienes humildemente, se enorgullecen del portfolio siempre a la vanguardia que acercan a sus clientes en Córdoba y todo el país.

¿La bodega? ¡Tiene una historia muy interesante! Resulta que Jorge Chammas Honnorat llegó a ese paraje de salvaje y fría belleza apostando a su sueño de hacer vinos, siendo nuevos en ese mundo y también nuevos en el lugar. Pero no bajaron los brazos, no bajaron jamás del cerro, confiaron en los mejores y en sus ganas para dar lo mejor bajo su filosofía de siempre respetar todo a su alrededor, viendo al trabajo como un vehículo formador y ante todo, valorar la virtud humana. La historia de Chammas Honnorat como proyecto comenzó a finales del 2001 sobre la precordillera de Los Andes, y hoy se consideran una “compañía” en el sentido más familiar de la palabra. Ahora cuentan con un hotel boutique y restaurante en el predio de la bodega, brindan servicio para otros grandes productores como Catena Zapata y así también para pequeños productores riojanos. Crecen y crecen, buscando mejorar cada vez más.

Su enólogo Matías Prieto, en conjunto con todo el equipo elaboran vinos de alta gama y de todas estas manos y gracias a ese particular terroir, dieron nacimiento a este Blend de tintas color teja con destellos rubí brillantes, limpio e intenso.

En nariz, se presentó con notas a frutos rojos, pimienta, cierto dejo herbáceo como olivas verdes. Terroso y bien perfumado, producto de su paso por ocho meses en barrica y los aportes de cada cepa. En boca, tiene buena entrada y perdure interesante en su final. Es untuoso, redondo, prolijamente silvestre.

Blend con gran potencial de guarda –y que difícil es guardarlos a veces, ¿no?– debido a la exposición solar que tienen las plantas, la gran amplitud térmica y su crianza en barrica. ¿Como son los vinos con potencial de guarda? Se los explico rápido: Un vino se considera de guarda cuando tiene características adecuadas que le permiten madurar en botella. Normalmente, se realiza con determinados vinos tintos que evolucionan y mejoran con el paso del tiempo en ese formato.

Los vinos de guarda comúnmente son complejos, con taninos fuertes, un grado alcohólico más bien alto y acidez; una cualidad exigible para que un vino se comporte muy bien en el proceso de crianza y envejecimiento que va mejorando con el tiempo.

Por otro lado, es conveniente aclarar que no todos los vinos son de guarda. Los vinos jóvenes tienden a apagarse, a perder su elegancia y su frescura, entonces se dice que el vino “se cae”. Razón por la cual se recomienda tomarlo no distante del año que figura en la etiqueta.

Entonces, en nombre de Eurípides y por la encantadora prolijidad en nariz y en cuerpo de este Blend, lo recomiendo para:

Tomar cuando:
-Escuchen el disco Chanel ORANGE (Explicit Version) de Frank Ocean. Fantástico.
-No tengan paciencia para esperar la guarda. Así está muy bien.
-Si no tienen el hábito de las citas semanales, empezar con este Blend es una buena opción.

No tomar cuando:
-Les cancelen la cita semanal. O sí, pero no dejen de escuchar el disco que recomiendo. Puede ayudar.
-Piensen en abrir un vino suave y liviano.
-Quieran darle su tiempo de guarda para descubrir la evolución del vino en botella.

Maridaje:
-Carnes. Al horno y con verduras bien condimentadas.
-Tabla de quesos: Se me ocurren queso azul, gouda y queso de cabra. Podemos sumarle hummus, aceitunas.
-Pizza bien intensa, de pepperoni o jamón serrano.

(*) Sommelier

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio