Notas Vínicas: Dos vinitos para hacerle frente a la ola de caloooooooor oeoooooo

Notas Vínicas: Dos vinitos para hacerle frente a la ola de caloooooooor oeoooooo

enero 20, 2022
Bebidas, Noticias Generales

 

La sommelier Valentina Livolsi propone “recomendaciones vínicas”, una columna para hablar (y leer) sobre el vino, la bebida nacional del pueblo argentino.

 

Por Valentina Livolsi (sommelier)

No puedo creer este calor. No puede ser. Me pesa la cabeza, me pesa el cuerpo, me pesa la existencia. Siento que me fundo con cualquier cosa que toco o cualquier cosa donde repose. Marge en la espalda de Homero. Hace días no duermo -creo que nadie puede- aún con aire acondicionado y ventilador, ya nada da abasto. Se baja la tensión, casi se apaga todo pero no. ¡Unas ganas de funcionar tienen los electrodomésticos! Mis cielas. Los miro con ternura, les digo que ya va a pasar.

Marga, pobre Marga. Un desparramo salchichoso en el sillón, bajo la mesa, bajo el escritorio. Panza arriba, panza abajo, de costado… Ya probó las mil maneras perrunas de dormir y con cada cambio de postura, un suspiro largo y pesado. Pobre Marga. Ni quiero pensar en las personas que deben estar afuera ahora, o en los perritos de la calle porque quiebro acá. Sí, el calor hace aflorar todas mis emociones al mismo tiempo. 

Incendios, deforestación, me da bronca. No aprendemos más. 

Como brightside pude venir, por suerte, a visitar a mi familia. No niego ni confirmo estar haciendo uso y abuso de la pileta y todas sus bondades. Una forma de paliar los cuarenta y pico de sensación térmica. 

Los vinos

Por suerte también y para poder soportar el tufo, abrí un par de vinitos ideales para esta temporada veraniega. Una onda hay que meterle a esta semana infernal y qué mejor que con unas copas bien frías de: Finca Los Primos Rosé y un Famiglia Bianchi White blend, de Bodegas Bianchi. Un clásico que ya conocemos y que no para de reinventarse, ofrecernos estilos para todos los gustos y sorprendernos. 

Sin dar muchas más vueltas, y para apurar los necesarios chinchines refrescantes, acá va mi selección:

White Blend 2020: respecto a su lanzamiento, lo más interesante para contarles es que la línea está formada por un Red Blend también, que no solo son blends de tres uvas, sino que además de pensar estas etiquetas para tener un producto por debajo de los Famiglia Varietales (están rondando los $ 600), todas las cepas provienen de diferentes viñedos de San Rafael: fincas Doña Elsa, Asti y Las Paredes.

Con un 36% de Moscato Bianco (variedad Moscatel de grano menudo, que se puede encontrar en toda Italia. Está particularmente presente en el Valle de Aosta, Molise y Basilicata, pero mucho depende su nombre del país, la variedad y la región donde se cultive), un 32% de Chardonnay y otro 32% de Viognier; este blend se presenta de color amarillo medio con reflejos verdes, en nariz abundan notas a frutos tropicales y durazno blanco que se fusionan perfectamente con lo cítrico característico del Moscato Bianco, remembranzas a las uvas blancas de antaño suele decir quienes lo probaron.

Se descubren ciertas notas minerales y aromas a flores blancas típicas del Viognier. Gran untuosidad en boca que siempre nos regala la Chardonnay, completando así la armonía buscada en este Blend. Un vino refrescante pero no por ello menos elegante, que da ganas de otra copa y en equilibrio con todas sus partes. 

Finca Los Primos Rosé 2020: Línea basada en la cuarta generación de la bodega, en la cual varios primos de la familia se juntaron a pensar y seguir creando vinos, decantando así en este homenaje: buscando un vino descontracturado y joven, con tapa a rosca y lo más gregario posible, es decir, pensado para compartir como más y con quienes les guste. 

Conformado por un 50% Malbec y un 50% Pinot Noir de uvas provenientes de Finca Doña Elsa, también en San Rafael. 

De color muy familiar al estilo Provence con sus tonos rosa pálido y destellos color salmón, este rosadito está muy bien. Flores violetas, frutos rojos como frutillas y frambuesas, algo de mineralidad y acidez en su punto justo. 

Carnosito, con buen cuerpo. Buen paso por boca, sedoso y prolijo. De final nervioso, vivaz. Ideal para tomar mientras refrescás el cuerpo de la forma que se pueda, donde se pueda. (Dato que aprendí en el pueblo: si estás en un río y fundió el hielo, enterrá la botella bien cerrada en la arena de la orilla, dejando que pase el agua por la misma -funciona señoras y señores lo juro- me siento Survivorman ¡ah!).

¡Espero que los prueben y me cuenten si les gustaron!

Salud. 

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS