https://www.circuitogastronomico.com/

Bodega Aráoz de Lamadrid: Un “paraíso chuncano” en San Javier (Traslasierra)

Por Natalia Juncos (*)

Circuito Gastronómico redescubrió en la Ruta Provincial 14 una verdadera joya en San Javier, un rincón exclusivo del Valle de Traslasierra. Es un espacio recreado por “Goyo” Aráoz de Lamadrid, paisajista enamorado del entorno y la naturaleza. Entre piedras naturales, desniveles y quebradas «Goyo» fue dibujando junto a su esposa Ana Jordan, el Hotel & Bodega Aráoz de Lamadrid.

Empezó por descubrir las posibilidades que brindaba el lugar, especies autóctonas y estanques con plantas exóticas que le dan una estética de “cuento de hadas” a las cabañas de lujo que alojan a turistas y contingentes.

Con una importante colección de cactus de toda América compuesta por unas 350 especies originarias de México, Perú, Bolivia, Brasil y Argentina, entre otras regiones.

Existe un interesante muestrario de la flora y fauna autóctona, especialmente aves. Se han podido identificar 130 especies que incluyen pájaros carpinteros, martín pescador, loros, palomas, calandrias, zorzales, naranjeros, picaflores, entre otros.

La bodega

En el predio de 10 hectáreas se han plantado aproximadamente unas 11 mil vides para la elaboración de tres tipos de vinos diferentes: tintos, blancos y rosados.

En el año 2013 se implantaron los primeros varietales: Malbec y Syrah. Al siguiente año, se agregaron cuatro variedades tintas: Cabernet Sauvignon, Ancellotta, Petit Verdot y Tannat.

En 2016 se incorporó Cabernet Franc y una variedad blanca: Chardonnay. Para completar este ecosistema vitivinícola se sumaron luego las cepas Viognier y Monastrell.

El interior de la bodega.

Los vinos

Por definición, el término “chuncano”, fue utilizado con frecuencia de modo peyorativo y aplicado para indicar a una persona carente de conocimientos e incapaz de desempeñarse en la gran ciudad. Sin embargo, en ese carácter cerrado se esconden bondades y fortalezas que son reconocidas en un producto final bien logrado.

Las etiquetas que pudimos apreciar en esta visita fueron el Reserva Blend (Malbec, Ancellota y Tannat) el Syrah Finca el Tala y el Corte Chuncano Gran Reserva.

El Corte Chuncano Gran Reserva compuesto por Malbec 30%, Syrah 30%, Tannat 30% y Ancellotta 10% es el fiel representante de la personalidad del lugar. Sus aromas son complejos, sobresaliendo las frutas rojas. Un vino con muy buena presencia en boca y una acidez equilibrada. Ideal para maridar con todo tipo de carnes y pastas con salsas.

El vino Syrah de Finca El Tala muestra aromas combinados de especias silvestres y frutas rojas como la cereza. De cuerpo muy suave y acidez marcada denota frescura en paladar y grato recuerdo en el final de boca. Marida perfectamente con comida vegetariana, carnes especiadas, pastas y aves.

Una joyita de Araoz de Lamadrid nos sorprendió en el sector donde la bodega cría y guarda sus vinos. Fue la presencia de los Huevos “Ovoid Flextank” con capacidad para 1450 litros fabricados en Francia, cerca de Burdeos. Los anfitriones en esta visita guiada ponderaron que los vinos criados en estos Huevos obtienen una micro-oxigenación inmejorable otorgando redondez, complejidad aromática y longitud en boca. La función de este recipiente es de vital importancia para asegurar una conservación natural y calibrada de los aromas frutales y volátiles, de modo tal, que los vinos se conservan además en condiciones higiénicas y saludables.

De cuerpo marcado y taninos que se agarran al paladar, el producto final transmite lo que nos quiere contar su terroir; una auténtica fusión entre estos varietales que provienen del viejo mundo y la espléndida biodiversidad de las Altas Cumbres.

Te proponemos que realices el Tour Virtual por la bodega, ingresando a este link.

Algunas de las etiquetas de la bodega.

Una estadía completa

Siguiendo con la visita a todo el complejo, en el predio se pueden disfrutar de obras únicas de artistas locales que se encuentran al aire libre; en las habitaciones y en los lugares comunes (bodega, galería de degustaciones y desayunador).

Cuadros, esculturas, vasijas de artistas y artesanos de la zona integrándose al hospedaje que cuenta con seis habitaciones con baño privado, equipadas con aire acondicionado frío-calor, una pequeña cocina y heladera. Para el aseo personal se ofrecen productos artesanales hechos en San Javier.

Buen servicio de Internet en la zona donde sirven un imperdible desayuno en un bello lugar con vista a las sierras, los estanques, la pileta y las vides.

Dulces caseros, huevos de granja revueltos, ensalada de frutas, jugos y muchas delicias más proponen un inicio de jornada llena de energía. Los huéspedes tienen incluida en su estadía, la visita guiada por el Jardín Botánico y la bodega con degustación de vinos de propia elaboración.

(*) Sommelier

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio