Receta Manfrey: Ensalada César, rica y liviana

Receta Manfrey: Ensalada César, rica y liviana

noviembre 27, 2020
Noticias Generales, Recetas

 

Para cuando hace mucho calor y no sabemos qué cocinar, nada mejor que un almuerzo rico, liviano y muy casero como esta clásica ensalada. ¡Seguí esta receta de Manfrey y disfrutá sin culpa!

 

Para cuando hace mucho calor y no sabemos qué cocinar, nada mejor que un almuerzo rico, liviano y muy casero como esta clásica ensalada. ¡Seguí esta receta de Manfrey y disfrutá sin culpa!

El flyer de Manfrey.

Ingredientes

2 plantitas de lechuga romana
150 ml de aceite de oliva
1 huevo
200 g de queso reggianito Manfrey
jugo de 1/2 limón
40 g de anchoas
1 cdta de mostaza
1 diente de ajo
100 g de pan tostado cortado en cubitos (crutones)
1 cdta de salsa inglesa “worcester” (si no la conseguís en el super, podés prescindir de este ingrediente)
2 pechugas de pollo
tomates cortados en cubitos o cherry, al gusto (opcional)
rúcula (opcional)
Sal y pimienta
Un chorrito de aceite de oliva más, para cocinar las pechugas

Paso a paso

Para la salsa: En un vaso batidor poné el huevo, los 200 ml de aceite de oliva, y el jugo de limón. Con una batidora manual o minipimer batí por 10 segundos, después levantala un poquito, sin parar de mezclar. Hacelo por cinco segundos más y luego subí y bajá continuamente la batidora, siempre sin parar, hasta lograr una consistencia similar a la mayonesa, pero más líquida. Esto es porque a continuación vas a agregarle el resto de los ingredientes. Añadí a la salsa el diente de ajo, las anchoas (escurridas), la mostaza, la salsa worcester, y unos 50 g de queso reggianito. Volvé a batir. Con estos ingredientes, te va a quedar una preparación con más cuerpo. Si te queda muy densa, agregale un pequeño chorrito de leche y remové, hasta que quede una salsa con cierto cuerpo pero tirando a líquida.
Para la ensalada: Salpimentá y cortá las pechugas de pollo en cubos de dos cm. Ponelas en una sartén, con un chorrito de aceite y a fuego fuerte, y cociná unos minutos. Que tomen color por fuera y se cocinen en su interior. Mientras se cocina el pollo, prepará la ensalada. En el fondo de una ensaladera, poné un par de cucharadas de la salsa César. Sobre ella, la lechuga, los tomates y la rúcula cortada, también los croutones, el resto del queso reggianito cortado en lascas y, por último, el pollo cuando esté totalmente cocinado. Terminá con más salsa César. Serví inmediatamente, porque el calor del pollo le va a dar un toque de ensalada templada muy interesante.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS