https://www.circuitogastronomico.com/

Los food trucks arrasaron con todo

El pasado fin de semana se desarrolló Mionca, el primer festival de food trucks cordobeses desarrollado en Alta Gracia. Y, como era de esperarse, la convocatoria fue un éxito total. Los food trucks son furor en todo el país y Córdoba no iba a ser la excepción.

El armado del predio, la puesta en escena, la respuesta del público, todo fue espectacular. Los jardines del Sierras Hotel lucieron espléndidos, la carpa de circo y las luces fueron un gran atractivo visual, el escenario con música en vivo acompañó la escena y los camiones gourmet despacharon sus originales preparaciones alrededor de este núcleo central.

Como dijimos, el éxito era esperable. Hubo precios accesibles, platos a $ 80 o $ 100 que en un restó cuestan por lo menos el doble, como la hamburguesa de Black Pan o los langostinos con salsa de maracuyá de Siamo. La gente compraba y hacía su pic nic en el jardín frente al escenario o bien consumía sus platos bajo la carpa central en mesas y sillas comunitarias.

Organizadores contentos
Mario Zagaglia, uno de los organizadores del evento (que estuvo a cargo de la Comisión de la Fiesta de las Colectividades), se mostró muy contento por el éxito: “Estamos muy  felices, hicimos un evento con entrada libre y gratuita y terminamos llenando  toda la ciudad. Más allá del lleno del predio, los bares y restaurantes de Alta Gracia trabajaron como nunca este fin de semana”, advirtió.

“Por supuesto que hay cosas por mejorar, nos reunimos con los puesteros y hablamos varios temas, también respondimos críticas en la fan page de Mionca y al otro día las corregimos. Está claro que el festival se repite el año que viene, y lo vamos a hacer mejor. Seguramente ya habrá más camiones cordobeses listos para trabajar”.

De esta forma, queda confirmada la segunda edición de Mionca en Alta Gracia, en la misma fecha, en enero de 2017. Y, si bien no lo confirmó Zagaglia, es probable que haya un adelanto antes de fin de año.

Los puesteros explican
Mariano Pierini, de Black Pan y representante de la Asociación Cordobesa de Food Trucks, estaba muy cansado luego de dos días de intenso trabajo. Sobre las demoras en la entrega de los pedidos expresó: “Es muy difícil tener una referencia de qué cantidad de gente puede ir a un evento. Al principio pensamos que 10 camiones iba a ser mucho, porque cuando se empezó a organizar no imaginamos todo esto. Si hubiéramos sabido que iban a ir cinco mil personas por noche, nos organizábamos para eso, pero era imposible de prever. Igual, en cualquier festival de food trucks hay que esperar, sobre todo en horarios pico, tienen mucha demanda”.

Sin dudas, -prosigue Mariano-, de parte de la organización y de la Asociación de Food Trucks hay cosas que mejorar. Igual, hay que pensar que para una fecha especial, como por ejemplo para el Día del padre, hay demoras también en los restaurantes, ese día siempre se pone un show como para estar relajado. Bueno, acá es lo mismo, hay que esperar tranquilo, escuchar música, las cocinas tiene una capacidad y no se puede atender a 500 personas en media hora. Todo se hace en el momento, todo es muy fresco y de calidad, no usamos pan congelado, ni pan viejo, es pan fresco.

Cuidamos el producto y preferimos quedarnos sin mercadería antes que sacar un producto bastardeado. La materia prima es fundamental para nuestra marca”. Para Pierini, “el próximo evento seguramente será mucho mejor. Estamos arrancando y vamos aprendiendo, como en cualquier profesión”.

No es fast food
Pepi Tobal , titular de los carros del restaurante Raíz y de Chinga tu Madre (cocina mexicana), asegura que nadie esperaba la cantidad de gente que fue a Mionca. Era la primera vez en nuestro caso que salíamos a un festival y nos sobrepasaron las expectativas. En Chinga hicimos 500 porciones para vender los dos días y en la primera noche las vendíamos a todas”.

Sobre las tardanzas, tobal cree que hay un malentendido: “Nosotros no somos carros de panchos o choripán, que pueden despachar bastante rápido, acá hay un producto que necesita gente trabajando, tiempo de cocción y muchas cosas porque el producto es lo más importante para nosotros. Además, no somos un fast food. Hacemos comidas con materias primas de primera calidad”, concluye.

Julio Figueroa es el chef de Siamo, y estaba muy contento con el trabajo de su equipo. Entiende las críticas pero también advierte que “fuimos los últimos en cerrar las ventanas durante las dos jornadas. Igual, uno prepara este tipo de eventos como a un catering. Se lleva todo listo para despachar equis cantidad de porciones, no hay capacidad de producción durante el servicio”.

Sobre las demoras, Figueroa dice que “el domingo no teníamos más de tres minutos de demora desde que se hacia el pedido. El sábado sí estuvimos colapsados, porque mucha gente llegó a la misma hora. Durante varias horas hubo una cuadra de cola frente al camión de Siamo. La gente tiene que entender que no tenemos la estructura de un restaurante, es mucha gente para atender al mismo tiempo”.

“Para la próxima –concluye el chef-  vamos a mejorar cosas pero la gente tiene que aceptar que este es otro tipo de propuesta gastronómica. Hay cosas que mejorar pero hay que ser pacientes y entender. Nosotros dimos el 100 por ciento de nosotros. Habrá gente que se fue contenta y otra que no. Entregamos todo y estamos muy tranquilos y contentos con eso”.

Por último, el bartender Marcos Francisca, del restó Constantino y quien estuvo a cargo de una barra dentro de la carpa principal, asegura que «quedó más que claro el potencial de este tipo de eventos».

«Si bien lo mío es infinitamente más simple de hacer (un trago lleva una demora de 40 segundos), en comparación con el tiempo natural de cocción de una hamburguesa por ejemplo, los dueños y empleados de los trucks, hicieron una labor sobrehumana para responder a la demanda que tuvieron el día sábado manteniendo la calidad, higiene y servicio que se merecen. Un camión nunca va a despachar como un restaurante, la comodidad de trabajo es otra. ¡Felicitaciones a los organizadores y a los puesteros que la rompieron!».

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio