https://www.circuitogastronomico.com/

La cultura gastronómica ya se enseña en colegios españoles

«Queremos que la cultura gastronómica sea considerada una asignatura importante, con el mismo valor que tiene Historia», señala el chef español Xanty Elías. Toda una declaración de intenciones del profesional que lidera el proyecto pionero Los Niños Se Comen El Mundo, que consiguió que más de 2.200 alumnos de Huelva, en Andalucía, ya estén cursando la asignatura Cultura Gastronómica. La fundación pretende llegar a 5 millones de niños españoles, con el objetivo de prevenir la obesidad infantil y crear a una nueva generación de consumidores inteligentes con criterio gastronómico.

«Detrás de una receta como la del gazpacho hay una aplicación real de las matemáticas, de la historia, de la biología, de la naturaleza, de la nutrición. Ni es magia ni es invención». Según el presidente de la Fundación Prenauta, con esta materia «los niños aprenden a manejar proporciones con los ingredientes, a saber que el tomate lo trajo Colón a Europa desde América, a conocer la composición del aceite de oliva, cómo se cultiva un pimiento o cómo de importantes son los alimentos en su disposición en la pirámide nutricional».

La asignatura Cultura Gastronómica llega a las aulas para crear a la generación mejor formada en salud, cultura y gastronomía del mundo Y es que defender los productos de la tierra y las recetas tradicionales, educar en los hábitos saludables del consumidor y defender una alimentación sana son pilares esenciales para la fundación, que pone en marcha este proyecto tras las alarmantes cifras de obesidad infantil en España (un tercio de los niños españoles padece sobrepeso debido, sobre todo, a una deficiente alimentación).

La iniciativa ha sido valorada por los propios profesionales de la salud, dietistas y nutricionistas, quienes manifiestan la misma preocupación por los niveles que están alcanzando el sobrepeso y la obesidad en edades tempranas y que ven en la educación infantil (con iniciativas como esta) la principal solución para combatir este problema.

Del mismo modo, el proyecto tiene en la cultura su otro pilar fundamental. «Cultura Gastronómica es una expresión cultural y un elemento de identidad territorial. En la gastronomía está viva la cultura recibida a través de los años. Por ello, el proyecto Los Niños Se Comen El Futuro pretende difundir los valores de los productos de la tierra y las recetas tradicionales empezando por los más pequeño», manifiestan desde la fundación .

Al mismo tiempo, el programa es una vía para mostrar a los alumnos las opciones profesionales que ofrece la cocina y enseñarles habilidades como la estimulación del gusto, la interacción con las materias primas, el correcto uso de herramientas o la importancia de mantener siempre una actitud positiva y motivadora ante la vida.

Fuente: https://www.abc.es

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio