https://www.circuitogastronomico.com/

Flores de Fuego: un proyecto boutique y petit en medio del Valle de Uco

Por Valentina Livolsi (*)

Un poco de sus inicios

Este proyecto nace en manos de David y Margie King, ambos oriundos del estado de California, Estados Unidos. Se conocieron hace más de 15 años, cuando la vueltas de la vida los encontraron por el mundo, David “mochileando” y dedicándose a diferentes inversiones, y Margie en Mendoza con la idea de un emprendimiento de casas de alquiler -cuentan con tres casas preparadas para el turismo en la actualidad- y venta de uvas. 

Pero eso no les cerraba, ni económica ni totalmente… querían más, pero sin perder la idea y el formato de bodega artesanal y boutique

En todo este proceso, aparece Lucas Lemos quien desde el primer momento aporta ese plus trabajando la finca y creando los vinitos. Actual enólogo de la bodega, es joven y apasionado por lo que hace y su carrera. Clave.

Una bodega artesanal de las más pequeñas del Valle de Uco con una elaboración aproximada de 7000 botellas por año y ubicados en Los Sauces, Tunuyán. 

El viñedo.

La producción

Comenzaron con la producción en el año 2017, con un balde de 20 litros y un blend de variedades. Sí, así como leen. Dada la confianza y la buena relación entre sus fundadores y el enólogo, sumando a esto a la calidad de las uvas en su finca, estos factores los llevaron al año siguiente a sumar dos barricas, en las cuales elaboraron Petit Verdot y Cabernet Franc. De esta manera, lo que empezó como vinos de garage, se fue transformando poco a poco en un espacio transitorio, con cava incluida. 

Ya con las bases asentadas, ​​en 2019 deciden incrementar su producción adquiriendo 15 barricas más, con nuevos varietales como el Cabernet Sauvignon y Malbec, sumando un blend denominado Zoey and Cali, como regalo a las nietas de Margarita.

Con la pandemia encima, sus frenos y miedos, sumaron igualmente cinco barricas más. 

En 2021 con la pandemia en auge la producción fue menor, elaborando solo Petit Verdot y Cabernet Franc, aun así obtuvieron una medalla de oro con el Cabernet Franc 2020 en un concurso denominado “Mis Primeros Vinos”, en el cual participaron bodegas artesanales de todo el país.

La «cocina» de la bodega.

En 2022 post pandemia y con energías renovadas comenzaron a realizar degustaciones a todo el que visitara y quisiera conocer su proyecto, compartiendo sobre todo el amor que imprimen en cada vino, desde cada planta hasta la copa, siempre confiando en lo que hacen, en el cómo y en el equipo que son; decidieron seguir aumentando la producción e iniciar el sueño de un edificio nuevo. Hermoso todo.

Si hay algo que caracteriza a Flores de Fuego, es el respeto por los tiempos de la uva y los suelos, la menor intervención posible en el proceso… lo que más me atrapó de este proyecto, fue la convicción de todo el equipo de no buscar producir en cantidades industriales sino de continuar con este formato tan dedicado y personalizado para cada vino. 

De más está decir que estos son muy ricos, muy fieles al suelo y varietal. Todo muy cuidado.

Cada proceso sucede en la bodega, desde la cosecha manual hasta el fraccionado y etiquetado por ejemplo, que también son a mano. Las etiquetas son diseñadas e ilustradas por el artista de Bellas Artes Andrés Casciani.

Todos sus vinos tienen un paso mínimo de 12 meses en barrica, los reservas y los gran reserva 24 meses. Dando como resultados vinos complejos, pero respetando el sabor varietal al mezclar entre barricas usadas y nuevas.

Poseen viñedos propios lo cual garantiza un cuidado súper especial desde la planta hasta la botella.

Los vinos.

Los vinos

A continuación, los varietales que probé.

PETIT VERDOT 2019:

12 meses de barrica usada, de tercer uso.

Vista: De color violeta intenso, limpio y brillante.

Nariz: Aromas dulzones, notas a mermelada ahumada, sotobosque y fruta negra cocida.

Boca: Taninos suaves, buena acidez marcada, boca redonda de final largo y con personalidad.

CABERNET FRANC 2020: 

Este vino pasa 12 meses entre una barrica de Cabernet franc usada y una barrica de Cabernet franc nueva.

Vista: Color rojo rubí ligero, de intensidad media, brillante y limpio.

Nariz: Aromas especiados, regala notas a pimiento ahumado, pimienta negra y notas leves de fruta roja.

Boca: Acidez marcada, taninos suaves, ligero y de persistencia baja, es un vino fresco y de gran tomabilidad.

MALBEC 2020 GRAN RESERVA

24 meses de barrica nueva. 

Vista: De color violeta intenso con leves tonos rojos, penetrante y brillante.

Nariz: aromas a fruta roja amalgamados con la barrica que aporta notas a vainilla, tabaco y ciruela pasa.

Boca: De taninos intensos, dulzones y persistentes. Acidez equilibrada y largo final.

El portfolio se completa con el resto de los varietales:

CABERNET SAUVIGNON: Año de plantación: 2011

Cantidad 0,5 ha

Cantidad de Botellas producidas por año: 600

MALBEC:

Año de plantación: 2012

Cantidad: 0,5 ha

Cantidad de botellas producidas por año: 600

Por otro lado, este 2023 trajo consigo la primera cosecha de Chardonnay en la finca. ¡A estar atentos!

Cada año en Flores de Fuego se realizan diferentes tipos de cortes, únicos por año y elevando la complejidad de sus etiquetas.

ZOEY & CALI: 50 % CABERNET FRANC 50% PETIT VERDOT

LA ESCONDIDA: 60 % MALBEC 20 % CAB FRANC 10% CAB SAUVIGNON 10 % PETIT VERDOT

EL RAMILLETE: 25 % MALBEC 25 % CAB FRANC 25 % CAB SAUV 25 % PETIT VERDOT

Presten mucha atención a estos vinitos, porque darán que hablar.

Paso a paso, estarán llegando a Córdoba en manos de Federico Brun -distribuidor exclusivo-. 

(*) Sommelier

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio