https://www.circuitogastronomico.com/

Conocé la historia de Javo Stornini, uno de los candidatos a mejor influencer gastronómico del año

Del 20 al 27 de febrero realizaremos la Encuesta Anual de Circuito Gastronómico, auspiciada por la Dirección de Turismo y Promoción de la Municipalidad de Córdoba.

Este año, la novedad es que más allá de bares y restaurantes destacados, también elegiremos al mejor influencer gastronómico del año. Por eso, comenzamos a realizar entrevistas a los candidatos (enterate cuáles son todos los nominados) para conocerlos mejor y que nos cuenten su historia y cómo desarrollan su trabajo.

Hoy, conocemos a Lucas Javier Stornini Colomba, conocido en las redes como @JavoStornini. Tiene 33 años y vivió toda su vida en barrio Los Robles, ubicado en la zona oeste de la ciudad. Como buen influencer gastronómico, pone referencias en esa relación: «Vivía cerca de lugares como el Estadio Kempes y del corredor gastronómico donde se encuentran varias de las lomiterías más conocidas de cordoba como Chetapys o El Candil. Pero, actualmente me mudé a zona sur oeste, en barrio Carrara de Horizonte Sur, cerca de Manantiales, otro lugar que se está convirtiendo en un creciente polo gastronómico».

¿A qué te dedicás principalmente?

Yo soy técnico superior en Turismo y Hotelería, egresado de la UPC Montes Pacheco y trabajo hace 15 años en la Dirección General de Turismo y Promoción de la Municipalidad de Córdoba. Allí estoy a cargo de la comunicación digital y las redes sociales.

¿Cómo empezaste en esto de ser influencer gastronómico?

Todo comenzó en el 2020 cuando el sector gastronómico se vio muy afectado por la pandemia que atravesó al mundo y yo como “Host Digital” de Turismo de la Ciudad comenzamos a hacer “vivos” junto a periodistas en influencers de Córdoba en las semanas gastronómicas de CG. Y ahí comenzó la magia. Empezamos a generar alianzas con diferentes marcas, restaurantes, y empecé a visitarlos nuevamente mostrando siempre las bondades y las virtudes de cada establecimiento. Por eso siempre digo que no me considero un crítico gastronómico, sino que «me gusta contar historias», mostrar la experiencia y de esa manera llegar a mis seguidores de una forma genuina, auténtica, divertida, cercana y real.

¿Cómo es tu rutina periódica de producción de contenidos?

Mi rutina consta en visitar los restaurantes, observar su estructura, sus espacios, su arquitectura, su fachada, su interior, y hacer como una especie de relevamiento de los diferentes rincones que me permitan después poder mostrar para que sea atractivo. Luego me enfoco en sus platos y en su presentación. Yo habitualmente grabo muchas historias: me gusta mostrar muchos los detalles a través de la fotografía y videos cortos. Luego me gusta resumir la experiencia en un reel y por lo general les propongo a los restaurantes hacer el posteo colaborativo para que la publicación tenga más alcance. Me gusta poner en cada foto como se componen los platos, ya que entiendo que la gente no solo quiere verte comer a vos, sino que desea saber qué tiene cada plato para tentarse a vivir la misma experiencia.

¿Cómo definís tu estilo a la hora de comunicar una visita a un restaurante?

A mí me gusta basar mi comunicación con una impronta muy estética, cuidada, con buenos colores, mucha edición, no solo en las fotos, sino también en las historias, y por ende en el reel final. Soy muy cuidadoso en los textos que utilizo, tipografías, que si bien son siempre las mismas, intento darle mi valor agregado. Por último siempre digo que «menos es más» y que «en los detalles está la magia». Y trato de caminar siempre en esa línea: videos muy dinámicos, vertiginosos, con planos variados, y una voz en off que enriquezca la publicación.

¿Cuáles son los 3 restaurantes donde volvés o volverías más seguido?

Es difícil responder esto porque estaría siendo injusto. Creo que en Córdoba capital hay una gran oferta gastronómica, que cada día crece y se profesionaliza más. Pero si tuviera que elegir un restaurante con clase donde cada momento es una experiencia en sí mismo diría Sibaris, el restaurante del Hotel Windsor. Si hablamos de un clásico restaurante de comida casera como hecha en casa diría Riccione, no solo por la historia que tiene en la zona donde se encuentra ubicado, sino también por lo abundante y sabroso de sus platos. Por último, no puedo dejar de mencionar El Celta, con su cochinillo imperdible y sus opciones de mariscos que desde mi punto de vista son únicos en Córdoba capital.

¿Cuál fue la novedad gastronómica del año en Córdoba?

Uno de los lugares que mas me sorprendió de los que conocí últimamente fue Tucson. Había escuchado de él en diferentes ocasiones, pero quedé gratamente fascinado con la gran variedad de sus platos súper abundantes, sabrosos y llenadores. Ni hablar de la atención de su personal y la decoración de sus espacios, que sin dudas le otorga clase y estilo a la experiencia en el lugar.

Ficha personal

Nombre de la cuenta: @JavoStornini
Cantidad de seguidores: 8853
Año de inicio: 2020

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio