Caminos y Sabores 2019: siempre hay sorpresas para la gastronomía argentina

Caminos y Sabores 2019: siempre hay sorpresas para la gastronomía argentina

julio 9, 2019
Noticias

 

Una vez más, la feria más federal del país sorprendió con nuevas creaciones de productores argentinos y demostró la importancia de conectar a actores importantes de la industria alimenticia.

 

Buenos Aires es enorme. Vive mucha gente y cuando se anuncia un evento interesante la gente responde y va. Baja de sus departamentos en busca de aire fresco y también de alguna novedad que los saque de su rutina y enfilan como locos. Salen, hacen cola, consumen, disfrutan y viven la ciudad como pocos en el país.

Nosotros fuimos invitados por la organización a recorrer la 15 ª edición de esta feria que es muy importante. A la misma hora jugaba Argentina contra Chile por la Copa América y el predio de La Rural estaba lleno. Apenas entramos, en uno de los dos escenarios había una clase de cocina del litoral. Pollo al disco y cóctel sin alcohol con naranjas y nueces pecan.

Parece que al árbol de pecan vino de Estados Unidos (lo trajo Sarmiento en 1868) con fines ornamentales, pero con el tiempo se transformó en un cultivo que cada día gana más adeptos por su rentabilidad a largo plazo (es un árbol silvestre en Estados Unidos y tiene una gran difusión y demanda en ese país y en los países europeos, que lo usan para la cocina o para la cosmética).

Lo importante aquí es que estamos en Buenos Aires, hablando de cultivos litoraleños, mostrando los productos y cocinando con ellos antes un auditorio colmado por gente que quiere aprender y quiere hacer. Es sin dudas un momento de gloria para la gastronomía nacional.

Sabores federales

Aquí está todo el país representado. Gustavo Santos, Secretario de Turismo de la Nación, dio el discurso inaugural y recorrió la feria como un foodie más.

Santos ya había traído la feria a Córdoba cuando fue Presidente de la Agencia Córdoba Turismo. Sabe de lo importante que es integrar a productores con consumidores finales y del necesario apoyo que debe tener el gobierno para generar la cadena de valor.

En Caminos y Sabores encontramos cosas sorprendentes de cada rincón del país: comidas, bebidas y hasta artesanías típicas. Se pueden probar, se pueden comprar para llevar pero lo mejor de todo es la conexión con los cocineros, que explican cómo utilizar los productos de su región. ¡Es una gran idea para hacer en televisión pública!

Productos gourmet

En la feria se vieron muchos quesos estacionados, productores artesanales que pueden guardar la mercadería y ofrecer un producto gourmet. Ojalá empecemos a tomar conciencia de que en un plato, menos es más, y que un poco de buen queso es mejor que una montaña de algo sin sabor.

En el stand de Córdoba, entre otros productores (vinos de La Caroyense, vinos Familia Furfaro, alfajores Elmira Castro y yerba aromatizada Arregui) estaba Iván Corsi de Sal de Campo, con sus sales y blends de hierbas y especial. Él contó lo importante que fue tener rondas de negocios con distribuidores bonaerenses: “Manejan otra escala”, contaba mientras cruzaba los dedos para que le saliera alguna buena posibilidad de expansión.

Los destacados 2019

En nuestra recorrida nos llamaron mucho la atención algunas cosas como una miel blanca de Fecoapi (Federación de Cooperativas Apícolas Ltda.), una miel natural que es procesada en estado sólido y que toma un color blanco y una consistencia muy untuosa y con un sabor más suave. La verdad, un hallazgo.

Miel blanca.

Luego nos sorprendió el stand de Dulce Flor, una productora de dulces que hace blends de flores y frutas. Blends que sorprenden: mandarina y zafrán, pera y jazmín, pomelo y rosas y más. Son de Mendoza y son ideales para darles toques elegantes a postres o tablas de quesos, por ejemplo.


Dulces con flores.

Por último, sorprendió mucho el stand de Pistachos Frutos del Sol. Desde San Juan llegaron con sus productos derivados del pistacho, y un aceite idela para risottos o pastas nos dejó boquiabiertos. Una delicatessen total.

Aceite de pistacho.

Otros cordobeses

Entre los que viajaron por su cuenta estaban los alfajores Alfernée, los salames de Grión (Colonia Caroya) y los  de Leo Ferreyra (Oncativo) que viene pisando fuerte últimamente. En AgroActiva hizo una mortadela de 50 kilos (todos hablaron de él) y ahora en Caminos y Sabores no paraba de despachar todas sus creaciones.

No sólo se destacó por los diferentes puntos de estacionamiento de sus productos sino por una rareza que enamoró. Se llama “pitina” y es como un salame ancho rebozado con polenta, horneado y luego ahumado. ¡Buenísimo! También se lució con un cantimpalo macerado con Cinzano. ¡Hay sangre joven que empuja mucho en Córdoba!

Pitina de Leo Ferreyra.

Para mayores datos: leo es quien provee los embutidos a la gran parrilla del Centro de la ciudad de Córdoba: El Patio de la Cañada.

Clases cordobesas

La agencia Córdoba Turismo envió a Tani Auil a cocinar sus típicas ranas de San Agustín. Y la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Córdoba estivo representada por el chef Gabriel Reusa de Goulu en la competencia de cocinas saludable.

Así salieron las ranas.


Gabriel Reusa en acción.

Un gran acontecimiento

En la feria pudimos ver a otras personalidades de la cocina argentina. Y de todo el país. Sin dudas Caminos y Sabores es un gran acontecimiento que reúne a actores fundamentales de la producción y de la transformación de alimentos, por eso es importante que se realice, pero también de que se difunda y se disfrute cada vez más por más argentinos.

¡Por más Caminos y Sabores!

¡Si te gustó esta nota, compartila con tus amigos!

 

Comentarios

LÁS MÁS LEÍDAS