https://www.circuitogastronomico.com/

5 lugares para comer en Bariloche y El Bolsón

Por Vanina Boco (*)

La temporada de invierno está a pleno y tiene su epicentro en la Patagonia Argentina donde la nieve es la protagonista principal.

Dos de las ciudades que concentran la mayor movida son Bariloche y también la vecina localidad de El Bolsón, que poco a poco se va abriendo paso con su centro de esquí.

Si tenés planificado un viajecito en estas vacaciones o en alguna otra época del año, te dejamos cinco opciones para ir a disfrutar de buena gastronomía en la zona. Son lugares que visitamos hace pocos días, cuando fuimos invitados a la apertura de temporada de la provincia de Río Negro.

En Bariloche

La vista desde Cervecería Patagonia

1-Cervecería Patagonia

Pasando el Punto Panóramico del Circuito Chico, se encuentra el enorme predio de la Cerveza Patagonia. Allí cuentan con tiendas de regalos, restaurante, la cervecería y hasta su sembrado de lúpulos.

El restaurante se ubica a la vera del Lago Moreno y cuenta con un mirador espectacular, que incluye mesas y sillones, fogoneros y el paisaje que lo es todo. Adentro, el diseño conjuga elegancia y comodidad: hay sillones amplios cerca de una chimenea, barra en forma de semicírculo, mesones largos con banquetas, todo tipo de opciones para que te relajes y te dispongas a disfrutar.

De su carta probé el “Mesón Patagónico” que es una muestra de los sabores de la región. Como recepción incluye gazpacho de tomate y frambuesa, fiambres, quesos, panes de focaccia, trucha curada, polenta frita, tortilla de papas con salsa tártara, frutos secos y conservas de elaboración propia.

Luego, directamente desde su fogonero, hay sándwich de ojo de bife, mayonesa con chimi  y pasta de tomates secos, también fierritos de hongos con marinada de Medio Oriente en hoja de lechuga. 

El cierre es una degustación de mini postres: rogel de dulce de leche, lemon curd y merengue italiano, y chocolate amargo y almendras con sal marina. 

Las bebidas, por supuesto, son las cervezas elaboradas a pocos metros de ahí, que son distintas a las que se comercializan en el resto del país porque las barilochenses se elaboran de manera artesanal, con su lúpulos, siguiendo un proceso de sustentabilidad y no se pasteurizan. Para conocer más detalles de este proceso se puede hacer una visita guiada que vale la pena.

El Mesón Patagónico.

2-Chocolatería Del Turista

En plena avenida Mitre, en el Centro de Bariloche, hay varias chocolaterías. Están las más conocidas que además de este producto estrella tienen heladería y hasta cafetería.

Una de ellas es Del Turista, que desde 1964 se dedica a la elaboración de chocolates y su fundador, fue el creador del chocolate en rama

Aparte de visitar y probar sus productos, ahora anexó heladería y en el fondo cuenta con una cafetería donde no hay que dejar de tomarse un delicioso chocolate caliente con alguna de sus opciones de pastelería.

La cafetería Del Turista.

En El Bolsón

3-Cerro Perito Moreno

A 25 kilómetros de El Bolsón se encuentra el Centro de Esquí del Cerro Perito Moreno que tiene la particularidad de ser una opción nueva y más económica para ir a esquiar o simplemente a disfrutar de la nieve.

Se pueden practicar actividades deportivas y de aventura como esquí alpino, nórdico, snowboard, descensos en trineo y caminatas con raquetas de nieve. En verano se puede hacer trekking, cabalgatas y avistajes de flora y fauna autóctona.

El inicio de la temporada me sorprendió con una copiosa nevada cuando estaba subiendo el primer tramo de la telesilla. ¡Un espectáculo soñado!

Yendo a lo gastronómico, hay opciones en la base y también en las cotas de 1350 y 1640 metros, donde se puede disfrutar de platos de montaña y exquisiteces dulces durante todo el día.

Luego de una caminata con raquetas en senderos de nieve, almorcé en uno de los restaurantes: un plato de goulash con spaetzel para recargar energías y entibiar el cuerpo (cuesta $ 5000). También hay milanesas (entre $ 4500 y $ 5500), opciones de la parrilla como choripán ($ 3000), bondiola ($ 5000) o tapa de asado ($ 5000), sándwiches calientes que cuestan entre $ 5000 y $ 6000, pizzas y opciones veggies.  

Goulash.

4-Jauja

Porque en esta zona lo que manda es el chocolate, fui a una chocolatería tradicional de El Bolsón: Jauja.

Pero esta vez, decidí probar sus helados que me dijeron son de los mejores de la comarca andina.

Hay sabores muy locales donde la fruta fina (que acá la conocemos como todo lo que es frutos rojos), no falta. Es que la zona es la “Capital nacional de la fruta fina” y hasta tiene su festival.

Para probar, elegí el Mousse del Piltri (el Cerro Piltriquitrón es el emblema de la ciudad) y tenía mousse de dulce de leche con almendras caramelizadas.

Entre los sabores locales, también me encontré con un helado de peperina, como homenaje a nuestra tierra.

Mousse del Piltri de Jauja.

5-El Laberinto

El límite entre Río Negro y Chubut está en el Paralelo 42 y se considera como la zona de la comarca andina. Un conglomerado de pueblos que cuentan con la misma identidad, el mismo clima y la misma cultura. Uno de esos pueblos, pegados a El Bolsón, es El Hoyo y allí se encuentra el complejo El Laberinto.

Este es un proyecto que nació por el sueño de sus dueños de tener un laberinto natural, pero a su alrededor fueron desplegando otros emprendimientos. Por ejemplo, el restaurante Comer y Beber y la Sidrería El Laberinto

El interior del restaurante.

Todo esto en un predio rodeado de montañas, con sus cimas decoradas por la nieve y nubes que bajan y se posan entre ellas. Un sueño.

Con esa vista, en casi 360 grados, se encuentra el restaurante. Allí pude probar un menú de pasos que incluía un appetizer de panes y manteca especiada, una sopa de zanahoria y kale, lentejas al curry con arroz, acompañados con vinos patagónicos, y de postre un mousse con fruta fina y una copa de la sidra producida en el lugar.

El postre.

Un dato extra

En El Bolsón también es posible realizar tours gastronómicos, de la mano de la agencia Paralelo 42, que brinda paquetes completos con traslados desde el aeropuerto de Bariloche, hospedaje, cenas y clases con chefs locales, guía y excursiones.

Se puede visitar: criadero y ahumadero de truchas, cervecerías artesanales, bodega, productores de fruta fina, fábrica de helados artesanales, fábrica de chocolates, fábrica de dulces, productora de alimentos orgánicos, quesos, yogures, dulce de leche y una huerta orgánica.

Si te gustó esta data ¡compartila con tus amigos!

(*) Licenciada en Comunicación social, especializada en viajes.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio