Vinos de lujo para cerrar el año

Vinos de lujo para cerrar el año

diciembre 29, 2014
Bebidas

 

La última noche del 2014 amerita unos descorches especiales y estas son las recomendaciones de nuestro Sommelier.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

¡Últimos días del 2014, llenos de brindis y celebraciones! A pesar de las dificultades que nos ha tocado vivir en estos meses, ya se percibe que andamos más relajados, pensando en la cena del 31 y las merecidas vacaciones…

La noche final amerita unos descorches especiales. Las comidas familiares preparadas con esmero merecen ser acompañadas con ricos vinos, para que el placer sea completo. ¡Si en este fin de año hay mucho para festejar, aquí una completa  selección de grandes vinos -un blanco, cuatro tintos, un espumoso y un dulce- para cerrar el año con todo!

Lindaflor Chardonnay 2012 ($205): Un alto porcentaje de consumidores argentinos suelen desatender el segmento de los vinos blancos; hasta que se topan con alguno “que les mueve la estantería”, como este esplendoroso Chardonnay de la Bodega Monteviejo. Un producto elaborado por la “mano maestra” del enólogo Marcelo Pelleriti; donde se explotan los mejores atributos del cepaje consiguiendo un blanco de silueta ancha, con paso de boca “cremoso” y pleno, que a pesar de ello no resigna ni un ápice de frescura por su vibrante acidez natural. Obsequia una nariz fascinante, con matices de frutas blancas y tropicales, miel, manteca y suaves tonos de roble; acompañados de una boca sabrosa, glicérica y fluida, que invita a tomar más de una copas. ¡Vino blanco de lujo!    
     
Callejón del Crimen Gran Reserva Petit Verdot 2008
($200): Una bodega quizás poco conocida, que no obstante elabora productos realmente interesantes. Con uvas de la variedad Petit Verdot cultivadas en Vistaflores (Valle de Uco), ofrece este tinto potente pero muy bien ensamblado por los años en botella. El aroma es seductor, con recuerdos de frutas negras, especias y algunos rastros terrosos; que están acompañados de una boca recia, de paso veloz gracias a su correcta acidez, con taninos aún firmes y moderada permanencia. ¡Perfecto para acompañar el asado con amigos del alma!

Las Perdices Reserva Don Juan 2010 ($210). Este vino es un sobrio blend de amplia base Malbec, con porcentajes menores de Merlot, Syrah y Bonarda. Propone una nariz amplia y sugerente, con fragancias que van desde las frutas rojas maduras a las especias; todo enmarcado en delicadas notas de buena madera -cedro, tostado, tabaco-. La entrada en boca es gustosa y seca, de buen volumen y estructura, con equilibrada acidez, taninos pulidos -por la moderada estiba en botellas- y larga persistencia. ¡Un notable vino tinto, que puede guardarse sin problemas, pero está en un momento óptimo para ser bebido!

Amalaya Corte Único 2012
($220): Entre tantos vinos distinguidos de la zona cuyana, este novedoso tinto salteño se hace un lugar a fuerza de personalidad y rareza. Un producto noble donde se pueden entrever los rústicos bríos que imprime el terruño calchaquí a sus vinos, muy bien moderados por el uso inteligente de la madera, en un conjunto perfectamente armónico. Un tinto contundente procedente de Cafayate; un varietal Malbec -junto a unos breves aportes de Cabernet Sauvignon y Tannat-, que fue  fermentado en barricas nuevas y criado luego por 12 meses en las mismas. Explota en aromas de frutas desecadas, pimentón picante y dejos terrosos; unidos a una boca recia e intensa, donde se repiten las sensaciones maduras y especiadas, con acidez balanceada y taninos bruñidos -a pesar de la juventud- que sostienen un prolongado post-gusto. ¡Salteño de ley, para escoltar un cabrito a la llama en la despedida del año!           

Piedra Negra Gran Malbec 2009 ($285): Debo reconocer que cuando los sommeliers describimos vinos, demasiadas veces usamos la palabra “elegante” con cierta liviandad. Sin embargo, cuando degustamos un vino delicado y sedoso como este soberbio Malbec mendocino, realmente encontramos el verdadero significado de la noción de elegancia. Un tinto bellísimo desde el color, púrpura profundo. En la nariz regala una paleta aromática de impecable tipicidad varietal; con frutas rojas en sazón, flores de violetas, especias y algunos toques mentolados de fondo. Al probarlo es sabroso y aterciopelado, de paso fluido, con acidez perfectamente calibrada, taninos suaves y una persistencia realmente prolongada. ¡Para agasajar -o agasajarse- en este fin de año!

Sophenia Synthesis Brut Nature ($220): Si andan en la búsqueda de burbujas para “hacer chin-chin por todo lo alto”, esta puede ser una elección acertada. Un producto de partida muy reducida (2000 botellas), puesto en el mercado hace apenas unos meses por Finca Sophenia (Gualtallary-Valle de Uco). Con una esmerada selección de uvas Pinot Noir y Chardonnay, se vinifica bajo el método Champenoise y reposa más de 20 meses sobre sus lías. Esto da origen a un espumoso refinado y complejo; con nítidos aromas de levadura fresca sobre un fondo meloso y frutal; que se prolonga en una boca expresiva con fresca acidez, delicado “perlage” y grata permanencia. ¡Para brindar bien arriba! 

Rutini Vin Doux Naturel 2010 ($308): ¡Un vino dulce natural de carácter excepcional! Se elabora con un atípico corte de uvas Semillón y Verdicchio, que han sido atacadas  parcialmente por la “botrytis cinérea” (un hongo que deshidrata las uvas, concentrando todas sus características aromáticas y sápidas). El resultado es un producto de nariz fragante y seductora, con reminiscencias de uvas pasas, jalea de membrillos y miel. En la boca obsequia marcada untuosidad, con acidez vivaz -que contrarresta sabiamente la presencia de azúcar del vino- y una larguísima persistencia. ¡Sin dudas, un digno colofón para una gran comida!

Para terminar esta última nota del año, alzo nuevamente vez mi copa y les deseo un excelente año 2015 a todos mis lectores ¡Salud!
 

(*)Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

 

Comentarios

LÁS MÁS LEÍDAS