https://www.circuitogastronomico.com/

Reporte de cosecha 2013 de Zuccardi

Sebastián Zuccardi, winemaker de Bodega Zuccardi, compartió el reporte de la Cosecha 2013:

«La cosecha 2013 será, sin duda, una de las más importantes de la última década. Una marcha climática fresca, excelentes condiciones sanitarias y la escasez de eventos climáticos de riesgo, garantizó una vendimia de calidad excepcional.

Las uvas fueron recibidas en bodega, en piletas troncocónicas de hormigón (desarrolladas por nuestro departamento de Investigación & Desarrollo), fermentadas con levaduras indígenas, que permitió obtener vinos de gran frescura y elegancia que respetan los diferentes terroirs y la expresión del año.

Hay que destacar que la cosecha 2013 fue completa; con rendimientos entre 20% y un 25% superiores a la 2012.

El de 2012 fue un invierno benéfico, sin temperaturas extremadamente bajas, pero con la suficiente ocurrencia de nevadas como para garantizar la buena dotación hídrica durante la primavera y el verano. La primavera transcurrió fresca y seca. Afortunadamente fue una temporada donde no hubo que lamentar problemas climáticos importantes. Solo se registraron heladas muy parciales, y no hubo eventos de viento zonda capaces de arriesgar el cuaje de los frutos. Ya en este momento se dejaba entrever la posibilidad de una cosecha normal.

El verano comenzó con temperaturas ligeramente más cálidas que la media en diciembre y continuó con un mes de enero donde se registraron bastantes precipitaciones, que en su momento generaron preocupación por la sanidad de las uvas blancas. Sin embargo el panorama cambió en febrero, que fue fresco y donde no se registraron lluvias, lo que nos permitió llegar a la perfecta madurez de los Chardonnay en excelentes condiciones sanitarias.

El final del verano y principio del otoño estuvo marcado por temperaturas más frescas, sobre todo durante las noches. La gran amplitud térmica permitió ir ganando concentración en los racimos, mientras maduraban lentamente. Las temperaturas más bajas durante marzo generaron un ligero retraso en la maduración, sobre todo en el Valle de Uco. Las noches de la segunda mitad de abril fueron muy frías, con temperaturas cercanas a cero en varias oportunidades. Esto permitió que las plantas llegaran al fin de la cosecha con su follaje intacto y los racimos con excepcional acidez, color y concentración; lo que brinda además un perfil aromático muy fresco.

En conclusión, fue una temporada marcada por las temperaturas más bajas en relación a su precedente, lo que significó un retraso en la maduración en algunas variedades y zonas, pero que se tradujo en vinos con niveles de alcohol menos elevados, muy buena acidez natural y perfiles aromáticos más frescos.

 Manejo de los Viñedos
Los grandes vinos comienzan a gestarse desde el invierno en el viñedo. Por ello, durante la poda dejamos un número de yemas que nos permitió alcanzar plantas equilibradas, canopias completas y bien desarrolladas. El manejo del agua de riego se basó en los diferentes tipos de suelos y momentos de ciclo vegetativo para asegurar el buen desarrollo de los brotes, adecuada formacion de racimos y acompañamiento de una correcta madurez fenólica. La poda en verde temprana mejoró el microclima en la zona de los racimos, permitiendo la llegada de más luz y aireación para llegar a una madurez homogénea y sana».

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio