Receta Manfrey: Croquetas italianas con muuucho queso

Receta Manfrey: Croquetas italianas con muuucho queso

enero 29, 2021
Noticias Generales, Recetas

 

Aprendé a preparar este plato de origen italiano que es ideal para probar algo distinto y rico. Seguí la receta de Manfrey y ¡a disfrutar!

 

Aprendé a preparar este plato de origen italiano que es ideal para probar algo distinto y rico. Seguí la receta de Manfrey y ¡a disfrutar!

El flyer de Manfrey.

Ingredientes

500 g de arroz
1200 ml de agua
3 yemas de huevo
100 g de queso reggianito Manfrey
30 g de manteca Manfrey
300 g de salsa boloñesa
75 g de arvejas
100 g de queso mozzarella Manfrey
Sal y azafrán (al gusto)
Para rebozar: 2 huevos y pan rallado
Aceite para freír

Paso a paso

Calentá agua en una olla para cocer el arroz con una pizca de sal. Cuando hierva, echá el arroz y dejalo en fuego medio hasta que se haya evaporado el agua. Debe quedar tierno. Mientras: a. Calentá 2 cucharadas de agua y le añadís las hebras de azafrán. Cuando hierva, apagá el fuego y reservá hasta que enfríe. Cuando esté a temperatura ambiente, colocá las yemas y remové hasta integrar. Reservá. b. Derretí la manteca en el micro y dejá enfriar. Rallá el regianitto. Salteá las arvejas con una pizca de sal y un chorrito de aceite. En el momento en el que el arroz esté listo añadí, en la misma olla, la mezcla de las yemas y el azafrán. Remové hasta que todo el arroz se impregne del líquido. Echá la manteca derretida y el queso rallado. Remové bien todos los ingredientes. Extendé la preparación en una bandeja amplia y dejá enfriar. En 3 bols, poné las arvejas, la salsa boloñesa y el queso mozzarella rallado o en cubitos. Formá los arancinis agarrando una porción de arroz, extendela en tu mano en forma de cuenco. En el hueco, poné un poquito de salsa, algunas arvejas y el queso. Cerralo para que quede una bolita. Cuando hayas terminado de armar todo, rebozalos: primero pasalos por los huevos batidos y luego el pan rallado. ¡Último paso! En una sartén, preferiblemente de paredes altas, calentá abundante cantidad de aceite. Freí las bolitas hasta que estén doradas, dejalas secar y enfriar un poco en una bandeja con papel absorbente, ¡pronto!

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS