Protagonistas: Fernando Trocca habla de su nuevo restaurante y su último libro

Protagonistas: Fernando Trocca habla de su nuevo restaurante y su último libro

diciembre 25, 2018
Protagonistas

 

 

A semanas de haber editado su nuevo libro y abrir otro restaurante más junto a su entrañable amigo Martín Pittaluga, Fernando Trocca habla sobre Uruguay, las emociones, los miedos y el papel social de la cocina en una entrevista para el Diario de Río Negro.

¿Fernando Trocca habrá imaginado cuando tenía 18 años y trabajaba cuidando el baño del boliche Cerebro en Bariloche que iban a pasarle las cosas que le suceden? Eso es editar libros, abrir restaurantes, viajar por el mundo y enamorarse perpetuamente de la cocina. ¿En qué momento el destino, las decisiones y el azar nos agarran de los cachetes y nos llevan a sitios que nos están esperando o con la gente adecuada? ¿Cuán explosivo debe ser el deseo para qué las cosas sucedan?

Sobrevolando el fin de año, Fernando Trocca está a punto de irse una temporada más a la costa uruguaya, su lugar en el mundo. Seguramente cuando usted lectora, lector lea esta entrevista, Fernando ya estará en José Ignacio donde lo espera su hermoso restaurante Santa Teresita, que adeás acaba de ser homenajeado por el chef a través de un libro que editó Planeta y que es un zoom a esa bola de hermosa energía y excelente comida que desde hace varios veranos forma parte de la escena gastro en la costa uruguaya.

Los restaurantes de temporada son como pianos que se tocan fuerte durante tres meses y a los que luego se les baja la tapa, quedando la melodía flotando. Nueve meses después se vuelven a tocar de nuevo y así la melodía. Charlé con Fernando a la distancia sobre Orilla, su nuevo restaurante que montó en Buenos Aires en octubre pasado junto a su entrañable amigo y socio Martín Pittaluga:

¿Qué significa sacar un libro nuevamente y cómo es Santa Teresita?

Sacar un libro siempre es una sensación emocionante y placentera. El libro es el reflejo de como es el restaurante como lugar. Lo que buscamos es que se refleje la comida en la gente que trabaja con nosotros, el feeling y la experiencia sensorial de Santa Teresita.

¿En qué momento de tu vida llega Orilla?

Orilla llega en un momento importante de mi vida y es un proyecto que se formó tratando de pensar en algo distinto. En armar un proyecto diferente. Parece que es interesante en la gastronomía poder pensar proyectos distintos que nos seduzcan, que nos den un desafío. Orilla es eso, un restaurante muy sencillo, muy simple, con una propuesta distinta que por suerte pegó muy bien. Es un restaurante más para anotar en mi vida gastronómica

¿Qué te sigue generando la cocina?

La cocina me sigue generando placer, mucho amor, me parece que es una de las cosas que hago en mi vida y que haré siempre y que nunca dejaré de hacer. Si bien es verdad que hay momentos en los que uno no tiene ganas de cocinar, es algo que cuando tengo ganas y lo hago, lo hago con muchísimo placer.

¿Qué papel social juega o debería jugar la cocina?

Creo que la cocina está jugando un papel social en nuestro país y me parece muy importante. Creo que ese papel social que juega es igual o parecido a muchos otros que deben jugarse, en este caso yo creo que tiene más que ver con la alimentación y con lo que comemos y podemos transmitir y bajar una línea nosotros como cocineros a la gente sobre cuidar lo que comemos, saber lo que estamos comiendo, de dónde viene, cómo fue criado, como fue plantado, como fue cuidado, ese es el rol importante en este momento, poder transmitir nosotros a la gente y que la gente aprenda cada vez más de eso y se preocupe y sea exigente al momento de comprar o de comer.

¿Tenés miedos?

Si, claro que tengo miedos. No sería humano si no los tuviera. Supongo que cuando sos padre el miedo más grande es que le pase algo a tus hijos. Ese es como el primer miedo que se me viene a la cabeza y después miedo a las enfermedades y a la muerte, básicamente a eso.

¿Qué música estás escuchando?

Escucho mucha música y escucho muy variado. Últimamente estoy escuchando bastante flamenco que me gusta mucho y que hacía mucho que no lo escuchaba.

¿Qué fue lo último que comiste antes de esta entrevista?

Una tostada hoy a la mañana con una mermelada de limón que me compré en París y que es una cosa de locos. Espectacular, de hecho me voy a llevar lo que queda a Santa Teresita para ver si los pasteleros pueden lograr la misma o lo más parecido posible.

¿Qué significa Uruguay?

Uruguay significa mucho, yo siempre digo que en Santa Teresita es donde me gusta estar. Espero todo el año para llegar ahí. Es el lugar donde comparto con mis amigos, mi familia, es el lugar al que voy desde hace muchísimos años y ya es parte de mi vida. La verdad es que estoy muy contento de volver ahora ahí, sobre todo después de una temporada accidentada en la que no pude estar.

¿Por qué hay tantos hombres en la cocina en comparación con mujeres?

Supongo que tiene que ver con la exigencia de la cocina, es una tarea difícil, los restoranes, trabajar de noche, con fuegos, quemarnos, no se, creo que tiene que ver, pero no pienso demasiado en eso. En mi cocina me encanta que haya mujeres, en Santa Teresita hay muchas mujeres, creo que las mujeres le aportan un toque de delicadeza y humanidad a la comida.

¿Hacia dónde va la gastronomía argentina?

No sé hacia dónde va la gastronomía en Argentina, pero sí sé que hoy está mejor de lo que estaba años atrás y me parece que va a seguir evolucionando está buenísimo. No se si puedo decirte exactamente hacia donde va, como tampoco podría decirte hacia dónde va la gastronomía en el mundo. Pero me parece que lo importante no es hacia donde va sino como va. Y como avanza y progresa y mejora, creo que en ese sentido en Argentina en los últimos años hemos mejorado mucho y seguimos mejorando y hay puesta una atención mucho más enfocada en eso y de apoyo a los cocineros y a la gastronomía argentina.

¿Qué buscas en los viajes?

Lo primero que busco es pasarla bien. Me encanta viajar, me renueva el alma, el espíritu. Depende donde vaya, pero en general busco buenos destinos gastronómicos, buenos restaurantes, buenos productos, buenos mercados. Encontrarme con gente, caminar, conocer una cultura diferente, mezclarme entre la gente, conocer otros cocineros. Los viajes tienen mucho alrededor de lo cual disfruto.

¿Qué cosas te emocionan?

Muchas cosas me emocionan, soy una persona bastante emocional. Y son muchas las cosa que me emocionan. Me emociona un anciano en la calle, las madres me emocionan, mis hijos me emocionan mucho, una película, la música y una buena comida me emociona también a las entrañas.

Fuente: www.rionegro.com.ar

 

Comentarios

LÁS MÁS LEÍDAS