Pisco Mar: del mar a los Andes en una sola visita

Pisco Mar: del mar a los Andes en una sola visita

septiembre 10, 2017
Noticias Generales

 

 

Por Roberto Battaglino

Es como que te inviten a la que uno considera en parte su casa. Después de muchos años de relación con los amigos de Circuito Gastronómico, me propusieron que les contase un poco más de los lugares a los que voy a comer para hacer la Servilleta de los viernes, el espacio en Arriba Córdoba de Canal Doce, donde contamos los detalles de una cena o almuerzo y los datos políticos que anotamos.

Acá la idea es compartir un poco más de la descripción gastronómica. Esta semana le tocó a Pisco Mar, en la Núñez. Soy un apasionado de la cocina peruana y celebro que cada vez haya más y mejores locales de ese tipo en Córdoba.  Pisco Mar era una asignatura pendiente. Y aprobó más que con creces.

De arranque esa hospitalidad típica de los restaurantes peruanos, con el detalle del profesionalismo de Miguel, un mozo que te invita a descubrir cada uno de los rincones del Perú con sus costumbres y productos, cada vez que te trae un plato a la mesa.

 

Hice un lindo recorrido por la carta en mi mesa para la servilleta, que es como ir del mar a los Andes, de la puna a la selva. Me gustó mucho la causa frita. La causa, hecha a base de papa amarilla, ají, limón y algún relleno, generalmente se come fría. Pero esta me sorprendió porque estaba presentada tibia y me gustó mucho. Al lado, unos choritos con la leche de tigre de un cebiche, un anticucho de camarones y una cazuelita de maíz blanco. Un interesante paseo por regiones y métodos de cocción del Perú para la entrada.

 

Después fue el turno de probar las delicias del mar. La típica parihuela, esa mezcla entre cazuela y sopa de mariscos, que los peruanos llaman “levanta muertos” por su poder energizante gracias a la combinación de picantes con frutos de mar.

 

Con ella, una jalea mixta de pescados y mariscos. Por estos lados la jalea es algo dulce. En la zona de Antioquía, es una ancestral técnica de conservación de los pescados. Acá la sirve como una fritura de pescados, con papas, mayonesa casera y unas cebollas moradas curadas.

Para el cierre, otro paseo por los postres peruanos. La leche asada, el helado de queso y el suspiro limeño, con una cerveza Cusqueña para maridar.

 

Me gustaron los tres, aunque destaco el helado de queso, que se hace con leche, leche evaporada, canela, clavo de olor.

 

Grata sorpresa Pisco Mar. ¡Brindo por el desarrollo de la gastronomía peruana en Córdoba!

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS