Pato, osobuco y codillo de cerdo en la nueva carta de San Honorato

Pato, osobuco y codillo de cerdo en la nueva carta de San Honorato

junio 1, 2018
Noticias Generales

 

San Honorato presentó su nueva nueva carta de invierno. Fuimos, probamos y ahora te lo contamos.

 

Esta semana el emblemático restaurante San Honorato presentó a la prensa gastronómica local parte de la nueva carta de invierno. Y la degustación fue realmente espectacular. Quedó demostrado una vez más que el restaurante de la familia Picolotti ya es un clásico con 16 años de trayectoria en la gastronomía de autor en la ciudad de Córdoba.

El Santo Patrono nos cuida de cerca.

La carta de San Honorato se compone de cuatro partes. Lo de siempre (platos que están fijos en la carta, como el bife de chorizo o los sorrentinos de salmón a la plancha con crema de hierbas); la sugerencia que contempla entrada, plato principal y postre (lo cambia cuatro veces por año), el menú ejecutivo ($ 270) y la sección especiales, platos con insumos y productos no convencionales. Y aquí es donde nos detuvimos en esta cena compartida con los colegas Lalo Freyre, Roberto Battaglino y Yenny Ortega Benavides.

Antes de las entradas, probamos una selección de fiambres artesanales de la cava:

 

 

Entre las entradas probamos:

Provoleta de leche de búfala, con fondue de pimientos, acompañada con peras suavemente picosas:

 

Hongos de pino con huevo y aceite de trufa:

Arenque marinado en vinagre y especias, montado sobre tostada de pan y crema agria, con emulsión de remolacha y rábano picante:

 

Entre los principales probamos:

Grandes ravioles a la plancha rellenos de jandrasho (nombre sefardí de preparación en base a berenjenas) y queso ahumado con concassê de tomate:

 

Magret de Pato acompañado de chutney de tomates cherrys y endivias braseadas (lo mejor de la noche):

 

Envuelto de osobuco de res en crujiente de papa, acompañado con champiñones, zanahorias y cebolla morada, salseado con su jugo de cocción:

 

Codillo de cerdo (corte de cerdo ubicado entre dos huesos de la pata) cocinado a baja temperatura y dorado al horno, acompañado de pudding de batatas y repollo colorado de la Oma (abuela en alemán):

 

Entre los postres, nos gustó mucho este cremoso de Dulce de leche:

 

Realmente fue una gran noche en San Honorato.  ¡Excelentes platos y servicio de mesa!

¡Si te tentaron los platos de la nueva carta, compartí esta nota con tus amigos!

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS