Para los amantes del vino llega Wine Party en Gordó

mayo 4, 2016
Bebidas

 

Gordó abre sus puertas para vivir la experiencia única de una auténtica Wine Party en la ciudad.

 

Por Natalia Juncos (Sommelier)

 

La innovadora idea de los dueños de Gordó va marcando tendencia y apuesta al nuevo concepto de “After wines”, que quizás en otras partes del mundo es un tanto usual pero hoy resulta una novedad para los foodies cordobeses.

Por si aún no tuviste la oportunidad de conocerlo, te cuento que este restaurante cálido y trendy está ubicado en la terraza de la galería Barrio en pleno Güemes.

En Gordó vivirás una verdadera fiesta de sabores donde tendrás la suerte de disfrutar de relajada música lounge y de probar tres variedades distintas de vinos las veces que quieras (blanco, tinto y espumante) acompañados con un riquísimo tapeito.

La Wine Party se realiza viernes de por medio desde las 18.30 hasta las 21 horas, tiene un costo de $150.

El viernes pasado comencé la ronda de copas con el Festivo Torrontes 2015. Lo elegí como primera opción por su frescura y balanceada acidez. Se abrió generoso en boca y, fiel a su terroir riojano, desplegó su paleta aromática que me recordó a las flores blancas y notas frutales cítricas. De persistente final, ideal para acompañarlo con el escabeche de pollo que sirvieron en mi mesa.

En Gordó la música lounge acompaña y la buena onda se respira en el ambiente. Ordené entonces en mi segundo puesto el “Sol Fa Soul” de Marcelo Peleritti, un Malbec joven de taninos suaves, expresivo y de final frutado en boca, razón por la cual me pareció ideal combinarlo con la riquísima focaccia de oliva y queso, y pancitos rellenos con chorizo colorado que tenía en mi tabla.

Aclaro que cada uno elige y prueba los vinos y las tapas en el orden y antojo que guste. No hay un orden ni un modo que pensar. Les pido disculpas en mi caso, y como el hábito hace al monje, no puedo evitar sugerir maridaje aunque se trate de un tapeo, de una situación tan distendida de probar vinos.

Ya pensando en una rica cena en el mismo Gordó y antes de que se terminara este “Happy hour de vinos” opté por probar la última variedad que me faltaba, entonces me sirvieron el Angelado Extra Brut. Se trata de un vivo espumante rosado de uva malbec 100%, de color rojo cereza, de burbujas chispeantes y pequeñas. Para resaltar su pungencia y aroma preferí combinarlo con unas broschetas de queso y remolacha que me faltaban probar.

Otro punto más a favor es que el servicio es impecable. Si tenés alguna duda de lo que vas degustando durante la velada, los camareros con muy buena onda te pasaran la información de los vinos que gustes y si estás con ganas de llevarte algunas de estas u otras botellas a tu casa puedes hacerlo porque en la planta baja del mismo restó hay una Almacén de Vinos con una variada lista a tu disposición.

¡Solo tenés que venir con ganas de pasarla bien!

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS