Pan Plano, la pizza italiana en el corazón de Córdoba

Pan Plano, la pizza italiana en el corazón de Córdoba

febrero 4, 2020
Noticias Generales

 

La intención de los dueños fue recrear una noche en las callecitas de Italia. Primero fue el producto. Y a su alrededor, todo un concepto que dota de sentido a la marca.

 

Por Ignacio Graglia

Hay una realidad que Pan Plano entendió muy bien. La evolución de la gastronomía llevó a los consumidores a demandar no sólo un buen planto, sino una gran experiencia. Ya no basta con ofrecer marcados e inesperados sabores y presentaciones. La exigencia ahora es trasmitir un concepto, una idea fundacional que rodee y complete el plato. La claridad en ese -no tan- nuevo paradigma gastronómico contribuyó al éxito de Pan Plano.

La estética y arquitectura de sus locales, la música que hace de cortina en las conversaciones de los comensales y la forma en la que elabora su carta y sus platos tienen una clara intención: trasladarte a las callecitas donde se come la tradicional pizza italiana. Sin embargo, no fue un concepto fortuito. De hecho, fue el resultado de un proceso que, si bien se desenvolvió naturalmente, también fue consciente y buscado. La pizza, en este caso, fue el puntapié inicial.

El producto base, a priori, no podía fallar. Se trata es un alimento consumido en todo el mundo y definitivamente aprobado por los argentinos. Es una opción que se destaca cuando salimos a comer y también cuando preferimos quedarnos en la comodidad de nuestros hogares. Además, es versátil. Ofrece tantas oportunidades y variedades como toppings. Lo interesante es que, además de su devenir actual, es una de esas preparaciones que atraviesa la historia de la humanidad. Más cerca o más lejos del producto que hoy consumimos, muchas de las culturas repartidas por el mundo tienen su propia versión.

La pizza italiana, el alma de Pan Plano.

De esa amplísima variedad de posibilidades que encierra la pizza, las cabezas detrás de Pan Plano optaron por una. “Esa idea que teníamos (la pizza como producto) la convertimos en identidad. Nosotros comunicamos cultura italiana”, resumió Francisco Tillard, uno de los dueños de la marca. Esa idea es la que la marca intenta transmitir desde que los comensales ingresan a sus locales. De hecho, el título de la carta –que además funciona de breve reseña histórica- es la expresión más acabada de la necesidad de manifestar ese concepto: “La pizza acá, il cuore en Italia”.

El producto estaba listo y el concepto detrás también. Faltaba insertar la pizza al mercado de una manera innovadora. “La fuimos adaptando al paladar argentino y cordobés, reformulando y añadiendo nuevos ingredientes”, precisó Tillard.

Incorporar un producto tan conocido a un mercado tan específico implicaba ciertos desafíos. Por un lado, respetar los principios que la geografía le da a la “pizza italiana”. Por el otro, respetar la idiosincrasia argentina. Y finalmente, crear una experiencia nueva que distinga al producto. Entre otras cosas, decidieron sumar sabores autóctonos. Así nacieron variedades como la pizza con queso de cabra (Serrana) o con alcaucil (Alla Bebe) o espárragos (Asparagi) provenientes de Mendoza.

Para sumarle originalidad y conceptualidad, los dueños de la marca abandonaron el término pizza. “Queríamos darle una forma más original. De hecho, en nuestra carta en ningún lado dice pizza. Dice pan plano. Elegimos la pizza en sus orígenes: un pan plano. Después se le fueron agregando los toppings. Eso hizo que se convirtiera en lo que nosotros conocemos comúnmente como pizza”, contó Tillard. No es caprichoso el nombre de la marca. Es una suerte de statement que pone de manifiesto una máxima: en los locales no se come solamente pizza. Y eso constituye una experiencia en sí misma, dotada de sentido, historia y cultura.

El nuevo local de Villa Belgrano.

Nuevo local en Villa Belgrano y los planes para el futuro

Entre amigos y familia, Pan Plano inauguró el jueves de la semana pasada un nuevo local en Neper 5788 (Villa Belgrano). Se suma, de esta manera, a los establecimientos que ya tienen en Emilio Lamarca 4135 (Urca), Belgrano 647 (Güemes), Crisol 240 (Nueva Córdoba) y Richeri 3283  (Jardín).

La intención de Tillard, Joaquín Méndez, Cristian Dunkler y Gonzalo Gordillo (los cuatro dueños de la marca) es profundizar la transmisión de la cultura italiana en el curso de 2020. Existen varias iniciativas en agenda, una de las cuales se encuentra en plena ejecución. Se trata de la máster class de cocina italiana que montará Pan Plano el jueves 30 de enero en su local de Urca. “Va de invitado especial el Vespa Club, que lleva entre 25 y 35 motos de exhibición”, sostuvo Tillard.

Francisco Tillard, Joaquín Méndez, Cristian Dunkler y Gonzalo Gordillo.

De esta manera, la tradicional marca de vehículos ofrecerá una imagen que no hace más que contribuir a ese concepto a la italiana que quiere construir Pan Plano.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS