Notas Vínicas: Un vino para cuando tenés muchas copas

Notas Vínicas: Un vino para cuando tenés muchas copas

noviembre 26, 2020
Sin categoría

 

La sommelier Valentina Livolsi propone “recomendaciones vínicas”, una columna para hablar (y leer) sobre el vino, la bebida nacional del pueblo argentino.

 

Por Valentina Livolsi (*)

Esta nota es diferente. O al menos así pienso en mi cabeza desde que llegó el vino a mis manos. Digo que es diferente porque esta vez yo no elegí el momento, más bien el momento me eligió a mí.

¿Cómo pasó esto? Resulta que hace unos días Martín Palmiro de Sibaris Distribuciones, me acercó un vino que forma parte de su portfolio, para que pruebe, conozca y participara de la presentación vía zoom de la segunda cosecha de esa etiqueta. Ya llegaremos a esa parte.

Sibaris Distribuciones

Primero quiero contarles un poco sobre Sibaris Distribuciones. Surge de forma chiquita, de a poquito, allá por el 2015 con la idea de brindar productos únicos al paladar de los cordobeses. Primero fue una bodega de Salta, luego otra de Mendoza… así fueron creciendo, llegando a sumar muchos productos boutique como vinos, cervezas, sidras y delicatessen. De todo. Además, la atención es impecable y con mucha buena onda, características indispensables en estos tiempos que corren. Buscaban la particularidad que define a los sibaritas, esa antigua colonia griega que alcanzó el esplendor debido a su dedicación al lujo y la vida reposada, a ser refinados. De ahí su nombre, y de ahí también su forma de trabajar.

Bodega Vinos De Potrero

Ahora sí. ¿De qué vino les voy a hablar? Se trata de El Debut 2016 de la Bodega Vinos de Potrero ($1520). Oriundo de Gualtallary, en Valle de Uco, este proyecto nace de un sueño que hoy es una realidad. Un sueño nacido del corazón de Belén Soler Valle periodista, manager y co-fundadora de la bodega junto con su esposo Nicolás Burdisso, a quien la mayoría conoce por su impecable paso por Boca Juniors y la Selección Nacional.

Un sueño que comenzó a gestarse cuando en 2008 compraron su primer finca al pie de la Cordillera de los Andes, luego de empaparse y enamorarse del vino durante más de una década en el Viejo Continente. Un sueño que fue creciendo con su primera cosecha en el 2012 y que hoy cuenta con seis etiquetas de un excelente nivel.

¿De qué trató la presentación? Mostrar la segunda cosecha de su vino ícono El Debut 2016, (su primera cosecha fue en 2014) vino con una historia interesante, ya que fue el primero que pensaron, elaboraron y el que dio inicio a este proyecto. “Es nuestro debut en el mundo del vino”, como dijo Belén esa tarde. “Al beberlo nos transporta en el tiempo, llevándonos a recordar cuando comenzamos” contaba Nico también. La charla fue divertida, enriquecedora y los acompañó Bernardo Bossi, enólogo de la bodega quien se luce junto al ingeniero agrónomo Marcelo Canatella, figuras clave en la viticultura mendocina.

Tuve la oportunidad de charlar “ao vivo” un poquito con ellos y la calidez con la que escucharon, nos reímos y respondieron a mis inquietudes fue muy humana y profesional. Es un equipo que trabaja a la par, y ese resultado se puede percibir en la copa.

Análisis sensorial

Ya mismo, la parte nerd que tanto me gusta. ¿Con qué me encontré al descorchar la botella? Este Blend (85% Malbec 15% Cabernet Franc) deja en claro que los suelos pedregosos aportan una inusual cantidad de minerales y una gran concentración de aromas y sabor en las uvas. El terroir es el potrero, y “del potrero salen los mejores”. No solo son parcelas pequeñas con un destino y personalidad propios, sino que al trabajar con microvinificación, cada vino es auténtico y de características muy marcadas.

En este caso, es un tinto de aromas intensos y con buena frescura, muy fiel a su origen con un color violáceo brillante y profundo. En nariz es expresivo y complejo, con notas de hierbas agrestes; frutas rojas y negras, maduras y limpias. En boca es un vino de buena entrada, carnoso y con gran persistencia aportadas por su paso de 18 meses en barricas de primer y segundo uso. Es un blend que se come la cancha y de taquito te inunda los sentidos. Un blend para compartir en equipo. Un blend que recomiendo para:

Tomar cuando:
-Jueguen su equipo.
-Tengan una cita. Va muy bien en una cena de a dos.
-De regalo, quedan como campeones.
-Lean “Hamlet” de William Shakespeare.

No tomar cuando:
-Pierda su equipo. O sí, pero el resultado puede no ser el esperado.
-Quieran tomar un vino liviano.
-No tengan un libro elegido.

Maridaje:
-Carnes al horno y asadas.
-Tabla de quesos más bien maduros.
-Preparaciones bien especiadas.

(*) Sommelier

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS