Los vinos de este invierno

julio 31, 2012
Bebidas

 

Nuestro Sommelier nos cuenta sobre las novedades del mercado vitivinícola argentino y nos deja sus recomendaciones.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

Siempre agradezco a mi oficio de Sommelier el poder ser un “espectador privilegiado” de la vitivinicultura de Argentina. Debido a mi trabajo, tengo la posibilidad de probar muchos vinos todos los meses, principalmente las novedades que van saliendo al mercado.

Como además de profesional me reconozco un apasionado de los vinos, me encanta poder comentar sobre las cosas nuevas que degusto para así “abrir el juego” a otras enófilos que son ávidos buscadores de lo nuevo y también disfrutan de los “descubrimientos” enológicas.

Como ya mencionara en notas anteriores (Novedades nacionales embotelladas y El nuevo mapa del Vino Argentino), la industria del vino nacional se mueve a gran velocidad y las primicias no dejan de aparecer. Si puede servirle de ayuda a los enófilos, aquí les dejo ocho hallazgos que disfruté en las últimas semanas:

. Castillejo Torrontés 2011 ($40): Hacía mucho tiempo que no probaba un torrontés de perfil bien tradicional, vehementemente aromático y algo rústico. Este blanco no deja ninguna duda de su varietalidad; con aromas de uvas frescas y flores (jazmines, rosas secas). En boca es igual de brioso y típico, siguiendo la línea frutal-floral de la nariz y con un final amarguito que invita a tomar un par de copas más ¡Qué bueno encontrar este vino -entre tantos torronteses algo despersonalizados- que me recuerdan el verdadero espíritu de nuestra uva blanca de bandera!

. Melodía Torrontés Espumante Dulce Natural S/A ($52): Un producto excelente, ideal para acompañar los postres coronando una buena cena. Como si fuera poco, es de los únicos espumosos naturalmente dulces elaborados en Argentina, así que es un casi una “obligación” probarlo. Tiene una nariz seductoramente frutal (uvas, cítricos, duraznos en almíbar) y apenas herbácea; que da paso a una boca bastante dulce pero muy balanceada, con burbujas pequeñas, frescura sostenida y larga persistencia ¡Nuestra uva torrontés no deja de sorprendernos!

. García Riccardi Vino Tinto de Invierno 2009 ($52): Si les gustan las rarezas, este es el vino que hay que buscar. Un producto elaborado con uvas casi pasificadas, recogidas a fines del otoño en Mendoza. Esta cosecha tan tardía permitió obtener  un tinto muy concentrado, con aromas de frutas desecadas (higos, pasas de uvas) y frutas secas (almendras, avellanas), de elevada graduación alcohólica natural y un dulzor frutal suave y muy atractivo. Es un vino ideal para “hacer sobremesa”; acompañando al café, los puros y la charla distendida con amigos. No se comercializa aún en Córdoba, pero si se toman la molestia de escribirle a Manuel García Riccardi, puede enviarles con gusto sus vinos por encomienda ¡Realmente valen la pena!   

. Dolium Eco-Estate Malbec 2011 ($55): Durante mucho tiempo, los vinos de esta gran bodega mendocina eran difíciles de encontrar en Córdoba, pero esto ha cambiado desde hace un par de meses gracias al trabajo de la joven sommelier Mariana Bressan, quien ha comenzado la distribución de los mismos. Este producto es la última novedad de la casa; el concepto de “eco-estate” refiere a los criterios ecológicos que se respetan en la producción de este vino -se realizan prácticas sustentables en el viñedo, no se consume energía para refrigerar/calentar la bodega, se envasa en botellas livianas, no se imprime material publicitario en papel. Estamos en presencia de un malbec joven y bien representativo de su terruño (Luján de Cuyo). Sus aromas recuerdan a ciruelas, moras, flores de violetas y algo de caramelo. Al probarlo se lo percibe liviano y vivaz; aparecen nítidos sabores de frutas frescas, tiene taninos dulces y buena persistencia ¡Un vino moderno y rico, para refrescar un poquito y beber con mucho placer!    

. Viñedos Altamira Valley 2010 ($60): Las zonas altas de Mendoza (más precisamente el Valle de Uco) no dejan de sorprendernos con vinos intensos y atractivos como este. Este tinto es un blend bastante atípico en base a merlot, con pequeños porcentajes de cabernet sauvignon y cabernet franc. En la vista es de un color morado profundo y brillante; en la nariz las notas de crianza (chocolate, vainilla) “toman la delantera” por encima de los trazos frutales y especiados que acompañan. Al llevarlo a la boca se lo siente todavía algo compacto, con sabores frutados maduros, buena estructura tánica, acidez balanceada y persistencia correcta para el rango. Un vino de mucha estirpe y precio razonable, como para comprar varias botellas -antes que se agoten-; esperándolo unos meses más a que el vino se “suelte” y gane en complejidad y armonía ¡Les garantizo que será una muy buena inversión!       

. Maula Pinot Noir Oak 2010 ($95): Un novel producto de la pequeña bodega boutique Margot. Otro vino del Valle de Uco que es bellísimo desde lo visual, con un color bordeaux delicado y bien típico de la variedad. En nariz tiene aromas profundos y sugerentes; que se mueven entre lo floral y  lo frutal maduro, con toques terrosos, ahumados y de café provenientes de la crianza en barricas. La boca es delgada, etérea, bien fluida pero muy sabrosa; con taninos delicados, gran armonía general y notable persistencia ¡Su precio es elevado, pero es uno de los mejores pinot noir que he probado en el último tiempo!

. Canale Old Vines Malbec 2009 ($95): No puedo disimular mi predilección -y el profundo respeto que siento- por los vinos de la bodega Humberto Canale (Alto Valle de Río Negro). Una empresa pionera de la vitivinicultura patagónica, que a 102 años de su fundación aún continúa en manos de la misma familia fundadora. De unos añosos viñedos plantados en la década del 70´proviene este vino que me realmente me encanta. Es un tinto de nariz seductora; apoyada en aromas de frutas ácidas (cassis, sauco, zarzamoras), con toques herbáceos y algo minerales. La boca es ágil y bastante ligera -lo que se agradece, en una época de vinos tan concentrados-; se repiten las sensaciones frutales frescas, tiene carga tánica moderada y larga persistencia ¡Un vino que me volvió a enamorar del malbec!  

. Colomé Lote Especial Bonarda 2010 ($100): Un tinto de altura salteño, de carácter impetuoso pero a la vez elegante. Tiene una nariz muy golosa de mermeladas, especias dulces y suaves toques de vainilla (provenientes del paso por madera). En boca entra bien voluminoso y repitiendo los sabores de frutas maduras, con acidez moderada y una persistencia media. Tiene un valor de mercado alto, pero vale la pena probarlo al menos una vez para descubrir lo que puede dar  la cepa bonarda en los Valles Calchaquíes ¡Ideal para platos invernales de cuchara; como guiso de lentejas, polenta o locro!

¿Alguien tiene ganas de contarme que vino interesante ha probado en el último tiempo? ¡Hasta la próxima copa!
      

(*)Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

Podés conseguir los mejores vinos y servicios del Sommelier en Goulu y en Catar SRL.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS