Estancia Las Cañitas, la toscana codobesa

Estancia Las Cañitas, la toscana codobesa

octubre 11, 2017
Noticias Generales

 

¿Cómo es pasar un fin de semana en Estancia Las Cañitas? Te lo contamos en esta nota.

 

Estancia Las Cañitas es uno de los lugares top para descansar en Córdoba. Y no sólo para descansar, sino también comer y beber como los dioses.

Se trata de una estancia ubicada entre Villa Berna y La Cumbrecita, en el corazón del valle de Calamuchita.

Tiene un viñedo, una bodega, 10 cabañas de piedra, madera y vidrio y un restaurante de cocina de autor a cargo del chef Juan Cruz Galetto. Abrir las cortinas y verse en el medio de los viñedos es realmente un momento para atesorar. ¡Parece la Toscana!

Lo bueno es que las tres actividades (visita a la bodega, restaurante y alojamiento) se pueden combinar o bien hacerlas por separado. Nosotros las combinamos el pasado fin de semana y ahora lo vamos a recomendar.

 

Día por día

Llegamos el viernes a la noche y en la cabaña ya nos esperaba el hogar prendido y la cena lista: humita de entrada y costillas de cerdo a la barbacoa como principal. De postre, flan casero. ¡El mejor recibimiento!

Al otro día, el desayuno llega a la hora solicitada. Luego de una caminata por la zona (pinares, ríos, puentes, lomas y más) se hizo hora del almuerzo y fuimos al restó. Allí el chef Juan Galetto había preparado empanadas (una frita y otra al horno) como entrada y de principal cordero asado. De postre, milhojas de manzana.

Después del almuerzo, siesta, jacuzzi, tele y lectura. También la merienda (con las mejores medialunas y criollos de Córdoba, además de galletas y budines varios de alta factura). Y llegó la hora de la cena en la cabaña (es opcional). Al otro día, el almuerzo de domingo que nos esperaba en el restaurante será difícil de olvidar.

Antes de la comida hicimos una visita guiada a la bodega. Muy interesante. Luego, en el restaurante, de entrada el chef propuso una exquisita cheesecake de cebollas, de principal unos sorrentinos a la plancha rellenos de cabrito (el mejor plato del fin de semana) y de postre, helado de maní. ¡Un combo Perfecto!

Así las cosas, el domingo a la tarde siguió con más caminatas, fogatas y paseos por el bosque y el viñedo. El lunes a la mañana luego del desayuno volvimos a Córdoba, sabiendo que habíamos pasado un fin de semana perfecto, con un paisaje extraordinario, comidas de lujo y los mejores vinos de Córdoba. todo esto, a dos horas de la ciudad.

 

Para consultas y reservas podés comunicarte al (0351) 155-101513.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS