https://www.circuitogastronomico.com/

El “Mercedes” de los fiambres, desde Córdoba para todo el país

A los alemanes se los reconoce por la precisión, el orden y la excelencia. Los autos alemanes son las máquinas más perfectas, las zapatillas, las mejor hechas, los electrodomésticos, los que no fallan nunca.

Cristian Ogian, segunda generación de la familia que compró el fondo de comercio de la fábrica de fiambres y embutidos Nuevo Munich en 2008, es cordobés hasta la médula: le gustan el asado, el salame, el fernet y las sierras.

¿Y qué pasa cuando se mezcla un alemán con un cordobés? En este caso no sale un chiste, sino un conjunto de embutidos hechos con las mejores carnes argentinas, con una empresa ordenada, prolija, que está creciendo y vendiendo por todo el país.

Nuevo y Viejo Munich

En la provincia de los mejores salames argentinos, dos inmigrantes austríacos llegados en los 70 instalaron la semilla de la charcutería centroeuropea. 

Uno se quedó en Villa General Belgrano y el otro se trasladó a Córdoba. Nacieron así el Viejo y el Nuevo Munich respectivamente. Y a partir de ellos se desarrolló una tradición de salchichas, leberwurst y fiambres ahumados que llega a nuestros días y que hoy crece en volumen gracias al impulso de los Ogian. 

La planta.

De origen metalmecánico, la familia Ogian compró Nuevo Munich hace 15 años y lo asumió como emprendimiento familiar. “Arrancamos mi viejo, mi vieja y yo, con cuatro empleados. Todos hacíamos todo”, cuenta Cristian. 

Emprendedores por naturaleza, los Ogian consiguieron habilitación de Senasa para vender en todo el país y hasta exportar. Tecnificaron la empresa para aumentar el volumen y hoy están fabricando entre 20 mil y 30 mil kilos de embutidos al mes que se venden desde Salta hasta Tierra del Fuego. 

Receta original

Entre las especialidades que diferencian al Nuevo Munich están el salame Cracovia (cocido y ahumado), el Leberkasse (pan de carne alemán), el jamón asado ahumado, el Kassler o costeleta de cerdo horneada y ahumada, la Rosca Polaca (un tipo de salchicha para asar), Leberwurst, pancetas y lomos de cerdo. 

En total, elaboran unas 30 variedades de fiambres, incluyendo también jamones, bondiolas, salames y arrollados típicos argentinos. “Hacemos el arrollado de pollo artesanal, con pechugas, huevos y verduras que procesamos a mano”, cuenta Ogian. 

Arrollado.

Nuestras recetas europeas son originales. Nosotros luego mejoramos la calidad de algunos ingredientes y usamos las mejores carnes de cerdo y vaca. El resultado se nota cuando ponés un fiambre nuestro en la picada: la textura, el perfume y el sabor distan mucho de los productos industriales que consumís habitualmente”. 

Su “producto estrella” son la salchicha Frankfurt y la tipo Knackwurst, muy demandadas en puntos turísticos como Villa General Belgrano, La Cumbrecita y otros de inmigración alemana en el país. 

En la caja La Gurmet

A partir de junio algunos de los mejores productos de Nuevo Munich estarán presentes en la caja de Circuito Gastronómico. El primero será el  Lomito de cerdo horneado y ahumado a las finas hierbas, pero la edición de la Caja de junio ya está agotada así que habrá que esperar al próximo mes para probar alguno de sus productos.

El lomo que viene en La Gurmet.

“Se hace en Nuevo Munich desde hace cincuenta años. Es 100% de carne magra de cerdo de una genética muy buena y tiene un ahumado natural de más de 12 horas, que le da un toque distinto a la mayor parte de la industria, que usa humo líquido. Y bueno, el toque de la hierba le da un toquecito, especial”, dice Cristian Ogian.

Se puede comer frío o calentarse sobre plancha o la parrilla del horno. Va con la picada, con ensaladas, con puré o chucrut y queda muy bien con una salsita agridulce.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Scroll al inicio