Días de vinos y rosas

Días de vinos y rosas

febrero 26, 2013
Bebidas

 

Nuestro Sommelier nos presenta las últimas novedades en vinos rosados.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

“El vino es color de rosa. Quizás no sea la sangre de la vid, sino la sangre de las rosas” .
 (Rubaiyata 44, Omar Khayyam).

Como ya es un clásico de la temporada primavera-verano, siempre escribo una nota sobre vinos rosados presentando las últimas novedades que he podido probar.

Quienes me leen con asiduidad saben que soy un gran defensor de estos productos, sobre todo en la época estival que es cuando quizás más se disfrutan. Incluso la gran versatilidad de estos vinos los hacen ideales para las comidas veraniegas ya que brindan la sensación refrescante de un blanco pero tiene algo de cuerpo de tinto para acompañar.
 
La verdad, no hay nada como una copa de rosado bien frío cuando la tarde cae después de un día agobiante, ¿verdad? De solo imaginarlo ya se me hace agua la boca… Si quieren disfrutar a pleno los “días de vino y rosas”, aquí van seis recomendados para todos los gustos y bolsillos:

. Santa Silvia Rosado Dulce S/A ($15): Este producto sanjuanino es exactamente lo que dice la etiqueta: un vino rosado tenue, simple y dulzón. No ofrece grandes atributos, pero tampoco presenta ningún defecto perceptible. Creo que servido bien frío puede ser la delicia de quienes se inician en el mundo del vino.
 
. Trapiche Malbec Rosado 2012 ($28): La Bodega Trapiche es una gran empresa vitivinícola nacional -además de una de los primeros exportadores de vino argentino-, así que tiene buenos productos en todos los segmentos de precios. Este rosado pertenece a la línea más económica de la compañía, que ofrece vinos jóvenes, simples y fáciles de beber. Un rosado livianito, de aromática frutal y boca seca pero agradablemente frutada. Excelente compra, que no defrauda por el precio pagado.

. Vuelá Ed. Especial Rosado 2012 ($38): Un rosado sumamente original, bien diferente al resto, tanto por sus características organolépticas como por su composición varietal. Es un producto de perfil sensorial extremadamente delicado, al estilo de los rosados provenzales (Francia). Está elaborado con un corte de uvas malbec, syrah y bonarda. Su tonalidad es rosada muy pálida, con tintes anaranjados (lo que los franceses llaman color “piel de cebolla”). Sus discretos aromas recuerdan a las frutas ácidas (frambuesas, cerezas) con algunos trazos herbáceos; que combinados con su boca ágil y etérea dan como resultado un vino sumamente refrescante. ¡Para “beber como agua”, en estas cálidas tardes de febrero!

. Noble de San Javier Malbec Rosé 2012 ($40): Ya he sugerido este rosado cordobés en otra oportunidad, pero creo que esta nueva cosecha ha sido la mejor hasta ahora. Un interesante producto elaborado con uvas Malbec de Traslasierra. De aromática fresca y boca sabrosa; tiene entrada frutada pero agradablemente seca, excelente acidez natural y persistencia media. Aprovechen uno de estos relajados fines de semana veraniegos y vayan a visitar a Nicolás Jascalevich, quien con gusto los recibirá en la pequeña bodega familiar de San Javier. Les aseguro que valen la pena tanto el vino como el viaje.
 
. Laborum Single Vineyard Rosado de Malbec Rosé 2012 ($68): Un rosado intenso y con gran personalidad, elaborado con uvas Malbec cosechadas en la bellísima y soleada región de los Valles Calchaquíes. Tiene aromas característicos del terruño salteño, pleno de frutas maduras (ciruelas), especias (pimentón dulce) y notas terrosas. En la boca es un vino voluminoso, invadiendo de sabores el paladar pero sin resultar pesado gracias a su buena acidez natural, que además sostiene una notable persistencia. Un rosado caro, pero altamente recomendado para acompañar un asado en un mediodía de calor.

. Santa Florentina Dolce Malbec Rosé ($35): Este espumoso rosado y dulce es uno de los últimos lanzamientos de la chileciteña Cooperativa la Riojana, que poco a poco va llegando a las góndolas locales. Un vino burbujeante elaborado con uvas Malbec por un método conocido como “rural” o “italiano”, en el cual tanto la fermentación como la gasificación del producto se realizan en un solo paso. El resultado es un vino ligero y agradablemente dulce, de aromática frutal, graduación alcohólica moderada y burbujas pequeñas. Un espumoso que gustará a la mayoría de la gente, con un precio de mercado accesible. ¡Ideal para acompañar helados, ensalada de frutas u otros postres veraniegos!

Para los que son amantes de los rosados, les recomiendo releer otras notas anteriores dedicadas a estos vinos: La vie en rose y Últimas rosas del verano.

¡Hasta la próxima copa!

(*)Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

Preguntá en Goulu y en Catar SRL por estos vinos recomendados.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS