Coctelería: La vuelta de los clásicos

julio 6, 2015
Bebidas

 

Un estudio señala que el consumo de bebidas tradicionales va en aumento por el resurgimiento de la cocteleria clásica en Argentina.

 

Bartenders, investigadores, especialistas en barras y eventos coinciden en que el consumo de bebidas tradicionales aumentó en los últimos diez años debido al resurgimiento de la cocteleria clásica en las barras argentinas.

La tendencia en el consumo de aperitivos que contienen los legendarios bitters, vermouths y aromáticos, es cada vez mayor en Argentina. Según BarCode.com.ar, empresa de servicio de barras para eventos, esta moda que comenzó con el fernet hoy continúa en auge con un consumo que se cuadruplicó en los últimos diez años.

Los gustos y preferencias por las bebidas alcohólicas fueron cambiando a través de los años. Cada país del mundo establece entre temporada y temporada una bebida típica según la tendencia de ese momento. En Argentina, en los años noventa estuvo en auge la cerveza y los espumantes; en el 2000, el fernet, los tragos frutales y daiquiris eran los protagonistas. Actualmente, las barras argentinas se encuentran frente a una reversión de los tragos que contienen combinaciones de los legendarios Campari, Cynar, Cinzano, Aperol y Martini, entre otros.

“El consumo de bebidas alcohólicas cambió porque el consumidor es más complejo y hoy son los aperitivos una de sus opciones más elegidas. La gente busca variedad y  diferenciación, y este tipo de bebidas lo permite, no sólo por sus cualidades físicas, sino también porque no son bebidas costosas”, señaló Fernando Ghigliazza, director de BarCode.com.ar. En Argentina se venden 80 millones de litros de aperitivos al año, lo que representa un consumo de dos litros por persona por año, según desprende el estudio que realizó recientemente Kantar Worldpanel Argentina.

En la misma línea, Ariel Lomban, miembro de A.M.B.A. (Asociación Mutual de Barmen y Afines de Argentina) sostiene que “vermouths, bitters, fernet y demás amargos-amaros, que históricamente han tenido y tienen una gran implantación, han crecido de forma relevante”. “En los últimos años, diferentes firmas empujaron fuertemente al consumo de sus productos a partir de acciones con los barmen y, en particular, con el público consumidor. Al respecto de Campari, que siempre se consumió en estas costas, ha experimentado un fenomenal crecimiento en los últimos dos años y convengamos que en Argentina y el mundo, el sinónimo de bitter rojo al estilo italiano es Campari”, agregó el especialista.

No sólo este aperitivo es uno de los preferidos, también reaparecieron con fuerza Cynar, Cinzano, Martini y Hesperidina. “El regreso de estas bebidas clásicas dieron lugar a cócteles renovados de fácil y rápida preparación como el Negroni oCynarJulep. Pero hoy el clásico Garibaldi (Campari con jugo de naranja) es uno de los más solicitados en nuestras barras muy de la mano del Fernet de todos los tiempos”,  indicó Fernando Ghigliazza.

Con respecto al Fernet, la consultora abeceb indicó que su consumo ha aumentado en un 405 por ciento durante los últimos diez años. Ya desde fines de los años 80, el Fernet con cola se impulsaba a través de campañas televisivas y utilizaba la combinación de ambos productos como estrategia de mercado.

En este sentido, en 2014 se produjeron en el país alrededor de 51 millones de litros de “amargos, bitter y fernet” de los cuales, el 35 por ciento de su consumo corresponde al Gran Buenos Aires y un 30 por ciento a la provincia de Córdoba, según un informe de la Cámara Argentina de Destiladores Licoristas.

“La tendencia en la elección de tragos y bebidas legendarios se viene observando en cada uno de los eventos que organizamos. Estos son de fácil y rápida preparación y, además permiten crear excelentes combinaciones que nunca aburren a los invitados”,  indicó Ghigliazza y añadió: “Hoy hay un perfil de consumidores muy informado y pendiente de lo vintage que nos exige volver a los cócteles del pasado”.

Esta inclinación por la estética retro en el arte de la coctelería argentina deja claro que, detrás de toda bebida estrella, existe un trago que impulsa su protagonismo. Sin ser una novedad, los aperitivos con un dejo amargo elegido mundialmente por las generaciones de ayer, son hoy los más solicitados en las barras argentinas.

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS