Cinco descorches de lujo

septiembre 2, 2015
Bebidas

 

Argentina elabora vinos realmente maravillosos y nuestro Sommelier destaca cinco grandes exponentes nacionales.

 

(*) Por Roberto Colmenarejo

“El perfume, como la seda, el vino y las flores, son los lujos necesarios de la vida”
(Sophia Loren)

La mayoría de ustedes ya me conoce, y sabe que no soy muy propenso a escribir sobre vinos de alto precio. Tengo claro que estos productos constituyen un ínfimo porcentaje del mercado y no suelen estar al alcance de la mayoría de los consumidores locales.

Sin embargo, Argentina elabora algunos vinos realmente maravillosos, y me da un poco de tristeza no poder destacarlos como se merecen. Por eso, de tanto en tanto, me permito dedicar algunas líneas a estos grandes exponentes nacionales.

En estas últimas semanas tuve la enorme fortuna de degustar varios vinos increíbles, que les recomiendo a continuación como los cinco “descorches de lujo”:

Lágrima Canela 2011 ($320): Esta selección arranca con un gran blanco mendocino elaborado por el prestigioso enólogo Walter Bressia. Un producto que sigo hace años y muestra siempre una calidad elevada y consistente. Acertado ensamblaje de finas uvas  Chardonnay y Semillón provenientes de Tupungato (Valle de Uco), fue fermentado y posteriormente criado en barricas de roble francés nuevas. Un vino complejo, de perfil sumamente elegante, con atisbos de envejecimiento que le quedan muy bien. Ofrece aromas de miel, pasas de uvas y flores secas, todos enmarcados en cálidas notas de vainilla y caramelo. Al probarlo es un vino corpulento y untuoso; tiene entrada golosa, paso veloz -gracias a su acidez perfectamente calibrada- y final agradablemente seco de recuerdos melosos. Blanco soberbio, para acompañar salmón o lenguado a la plancha.    

Las Moras Gran Syrah 2012 ($300): San Juan es un terruño fecundo para producir vinos jóvenes y bebibles, pero se enfrenta a ciertas complicaciones a la hora de elaborar exponentes de alta calidad. La baja altitud promedio, el calor extremo y la insuficiente amplitud térmica dificultan bastante esta tarea. Sin embargo, en los últimos años los enólogos e ingenieros agrónomos están trabajando arduo para revertir esta situación; plantando vides en zonas más altas y trabajando mucho en el viñedo en pos de mejores cosechas. Este Syrah muestra algo de todo ello, y se convierte en un digno ejemplar de los grandes vinos sanjuaninos. Obtenido con los mejores racimos provenientes de los tres valles productivos más importantes (Tulúm, Zonda, Pedernal) y criado en barricas francesas y americanas nuevas durante 18 meses. Un tinto de nariz seductora, pleno de reminiscencias a frutas pasas, especias dulces -canela, cardamomo-, caramelo y algunos rasgos terrosos/minerales. En boca es sabroso, de cuerpo medio y paso franco, redunda en sensaciones maduras, con acertada acidez y taninos apretados que refuerzan una grata permanencia. Para beber hoy, o guardar un par de añitos. ¡Un Syrah ideal para escoltar un lechón cocinado a dos fuegos, o una pata de cordero asada!    

Séptima 10 Barricas Gran Reserva Tannat 2011 ($450): Si estuviera al frente de una vinoteca, tendría que ser muy sincero y convincente para lograr que un cliente comprara este vino. Simplemente le diría que, a mi leal saber y entender, es la máxima expresión del Tannat en tierras mendocinas. Un tinto de color violáceo profundo, casi sin signos de evolución. Paleta aromática compleja y enigmática, donde alternan frutas negras, especias picantes -clavo, pimienta negra-, sensaciones empireumáticas -caucho, brea, humo- e incluso dejos terrosos. Al llevarlo a la boca es un vino voluminoso pero muy fluido, de entrada seca y paso recio, con correcta acidez, taninos aún rugosos y larga persistencia. Otra vino que ya está listo para beberse, pero que sin dudas ganará en matices con más tiempo de botella ¡Tinto poderoso, que imagino compañero perfecto de un chivito a llama!  

Alto Las Hormigas Malbec Appellation Paraje Altamira 2013 ($630): Hace más de una década que la Bodega Alto las Hormigas trabaja incansablemente en el estudio, clasificación y desarrollo de los mejores terruños para el cultivo de la variedad Malbec. Gracias a este paciente trabajo de investigación -y a la mano experimentada del joven enólogo chileno Leonardo Erazo Lynch- llega al mercado este tinto maravilloso que representa una de las tres mejores regiones que la bodega ha identificado en Mendoza. Un Malbec elaborado con la menor intervención enológica posible, para así mostrar en plenitud la tipicidad que brinda ese viñedo. Regala una nariz fragante y delicada, donde se adivinan evocaciones de flores de violetas, especias y frutas rojas -ciruelas, cerezas- sobre un fondo mineral nítido. Jugoso y amable en la boca por su paladar frutal, regala un paso aterciopelado y pleno, con fresca acidez y taninos dulces -pero firmes- que sostienen una larga permanencia. ¡El Malbec de Valle de Uco en su máxima expresión!

Tempus Alba Radaelli Cabernet Sauvignon Anchoris 2008 ($800): Quizás suene  exagerado decir que un vino es perfecto, pero confieso que así me pareció este exquisito tinto de la bodega maipucina Tempus Alba. Se trata de un producto exclusivo y bastante difícil de encontrar, diseñado especialmente para el artista plástico brasileño Gelson Radaelli, del que sólo se vinifican dos barricas cada año -unas 600 botellas-. Con una cuidadosa selección de uvas Cabernet Sauvignon cultivadas en Anchoris (ultimo distrito al sur de Luján de Cuyo, allí donde las viñas se encuentran con el desierto) y una serena crianza en barricas de roble francés nuevas, se obtiene este vino único e irrepetible. Exhibe una tipicidad varietal envidiable, de perfil sobrio y casi sin rastros piracínicos; sobresalen sus diáfanos aromas de frutas negras -moras, cassis-, especias -clavo de olor,  pimienta de Jamaica- y suaves trazos ahumados y terrosos. Sorprende con una boca sabrosa, seca y de silueta delgada; que repite sabores especiados, con balanceada acidez, taninos pulidos y una larguísima persistencia. Creo que es vino para atesorar en la cava personal, pues representa una excelente compra tanto para su disfrute como a modo de inversión. ¡Un Cabernet Sauvignon inolvidable, para compartir con el amigo del alma!  

Y ustedes, ¿tienen algún descorche de lujo para recomendar?

Preguntá por estos y muchos vinos más en Catar SRL, Dock de Vinos, León Blanco y Vinoteca Dvino.

(*) Sommelier y docente – robertocolmenarejo@hotmail.com

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS