Cafeterías, hamburgueserías y cervezas artesanales, franquicias estrellas del 2018

Cafeterías, hamburgueserías y cervezas artesanales, franquicias estrellas del 2018

enero 31, 2018
Noticias Generales

 

 

El “bajo costo” y la gastronomía gourmet (cafeterías, hamburgueserías y cervezas artesanales) son las nuevas coordenadas para el mercado de las franquicias, una modalidad que mueve US$12.500 millones y canaliza el 22% de las ventas minoristas de la Argentina. Ya son 952 marcas cuyas cadenas concentran 34.189 locales. En el sector proyectan un crecimiento de 10% para 2018, pero advierten que hay rubros en baja (como la indumentaria) y otros de gran potencial, entre ellos los negocios de mucho volumen de venta y escaso margen, como pizzas, empanadas y servicios de peluquería.

Según una investigación de la consultora Canudas, el top ten de las franquicias lo lideran Rapipago (3.300 locales), Lave Rap (1.437) y Grido (1.337). Más atrás aparecen Supermercados Día% (576), Sei Tu Gelato (325), Colorshop (235), Bonafide (220). Subway (201), Café Martínez (152) y Havanna (150). “En el contexto actual, las que están de moda son las franquicias low cost (locales chicos, con uno o dos empleados y poca inversión)”, resume Leandro Piro, de la consultora Canudas. Como contrapartida, “en 2017 anduvieron muy mal la indumentaria y el turismo, rubros muy atados al consumo en general”, completa el especialista Agustín Bidoglio.

Informes y estadísticas sectoriales indican que Rapipago fue la franquicia que más creció, con 600 nuevas aperturas el año pasado. La empresa de cobranzas de servicios del grupo Gire (Santander, HSBC y el Citi) encaja perfecto en el perfil más demandado por los inversores. “Funciona con poco personal, sin estructura, con un volumen alto de ventas y muy poco margen”, explica Bidoglio. “Las low cost son las más buscadas por quienes quieren independizarse y trabajar en su propio negocio”, añade el consultor Carlos Canudas.

Sin salir de ese esquema, la cadena de heladerías Grido continúa en expansión. Se trata de una empresa familiar fundada en 2000, en Córdoba, y acredita una trayectoria previa dentro del rubro. Ricardo Cortés, su gerente de Marketing, señala que “el sistema de franquicias maduró, los inversores tienen más conocimiento y hay empresas de otros rubros que están analizando ingresar a la modalidad”. Grido (del grupo Helacor) es pionera en el desarrollo de las heladerías de cercanía y del “producto de calidad pero a bajo precio”. Así, la cadena logró desplegar una red de 1.542 locales, 148 de ellos en el exterior (Chile, Paraguay y Uruguay).

Perfil de estrella

Las vedettes de 2018, pronostica Canudas, son las cafeterías, las hamburguesas y cervezas caseras y nuevos conceptos de helados. “La vuelta al buen café, el boom de las cervezas artesanales y los helados elaborados con técnicas y gustos innovadores vienen muy demandados por los inversores”, remarca el entendido. Jorge Bliman, de la consultora Franchising Advisors, coincide: “La gastronomía oscila entre dos extremos. Por un lado, crecen las hamburgueserías y las cervezas premium y por otro, las comidas de bajo costo, como algunas pizzerías y sandwicherías”, dice.

Cervezas artesanales y hamburguesas caseras se complementan. En este sentido, la argentina Mostaza se metió de lleno en la pelea por el liderazgo del segmento contra los dos colosos del fast food: McDonald’s (Arcos Dorados), que hoy tiene 226 locales, y Burger King (Alsea), con 109. Entre propios y franquiciados, Mostaza acredita 100, con firmes planes para expandir la cadena dentro y fuera del país. “En 2017 inauguramos 22 locales (15 franquiciados) y para este año prevemos sumar 25 más”, dijo al Económico Pablo de Marco, un alto ejecutivo de la firma.

 

El formato de hamburguesa casera y de alta gama modificó el panorama de la gastronomía fast food. Además de Mostaza y con franquicias, también crecen otras empresas del rubro, entre ellas Burger 54, Mi Barrio y Dean & Denny’s. En la mayoría de los casos, las cervezas artesanales complementan un menú que apunta a satisfacer un público que demanda variedad, calidad y buen precio. Nuevos conceptos gastronómicos, de comidas y bebidas gourmet se contrapone al estilo fast food, esto es una tendencia mundial.

Espuma y reconversión

En el rubro de cervezas, cervezas artesanales, se expanden muchas empresas. Algunos casos notorios, según fuentes del sector, son Berlina y Peñón del Aguila (ambas marcas producen y distribuyen), pero también están creciendo las redes de locales cerveceros multimarca, como On Tap y Temple Bar. AbInBev, dueña de Quilmes, compró Patagonia y desplegó una red con 36 locales propios. Ahora acaba de lanzar un sistema de franquicias para expandirla. “No tenemos un número específico de aperturas, pero será en función de que vayamos consiguiendo locaciones y socios estratégicos”, explica Nicolás Morelli, director de la marca.

La marplatense Antares tiene largos antecedentes. Nacida hace 20 años, en 1998, la microcervecería tiene hoy un local propio y 40 franquiciados. Con dos plantas, 70 empleados y una capacidad para producir 500.000 litros mensuales, “la demanda de nuevas franquicias se aceleró estos últimos 4 años. Y el ritmo de aperturas se duplicó”, explica Pablo Rodríguez, cofundador de la firma. El año pasado, añade, “sumamos 9 locales y proyectamos 10 más para 2018”.

El 75% de la producción de Antares se destina a abastecer a la cadena. “Incrementamos mucho la infraestructura, en capacitación y asistencia, y es nuestro canal más valioso comercialmente, el que nos otorga un contacto directo entre la marca y el cliente”, subrayó el empresario. Sobre planes para exportar, Rodríguez dice que “recibimos muchas consultas, pero la principal dificultad hoy es el tipo de cambio. Tuvimos locales en Brasil y Australia, pero se perdieron”.

Palito bombón y paletas

Dentro del pujante negocio de las heladerías, pero a diferencia de otros conceptos, como Griddo, Freddo o Sei Tu Gelato, Guapaletas apostó por la elaboración artesanal en palito. Fundada hace apenas 2 años, la empresa totaliza hoy 70 puntos de venta, de los cuales 6 son propios. “Fundamos la marca con un perfil franquiciable. Instalamos la planta en Munro, con una capacidad de producir 650.000 paletas mensuales”, dice Federico Manzuoli, uno de los 4 socios. Hoy, el 55% de los locales de Guapaletas son “islas” instaladas en shoppings. Y un 32%, locales en las calles.

En 2017, sumaron 41 franquicias y para este año prevén una cifra similar de aperturas y exportar la marca a Uruguay y Chile. “En tres años vamos a construir lo que a Freddo le llevó 48 años”, se entusiasma Manzuoli, quien sostiene que el sistema de franquicias “es muy sano” y que la reglamentación introducida en la última modificación del Código Civil “le aportó solidez” al formato. Vigente desde agosto de 2015, la norma regula las condiciones entre franquiciantes y franquiciados, como la de establecer un plazo mínimo de contrato de 4 años. Es un punto clave ya que le da más tiempo al franquiciante recuperar la inversión.

Marcas for export y nuevos rubros del franchising

La Argentina es el país más exportador de franquicias de la región. Los principales destinos son Paraguay (89), Uruguay (88), Chile (63), Bolivia (41), Perú (38), Colombia y Estados Unidos (28), Brasil (27), México y España (24).

El 45% de las franquicias exportadas pertenecen al rubro indumentaria, 23% a gastronomía y 13% son negocios especializados. A junio del año pasado y medido en cantidad de locales, las marcas más exportadoras son Grido (134), Havanna (90), Freddo (55), Colorshop (46), ProHygiene (37), Bonafide (22), Café Martínez (17), Tomate Algo (15), IAP (Instituto Argentino de Peluquerías (9) y Cono Pizza (9).

En octubre del año pasado, Havanna (perteneciente al fondo D&G y cotizante en Bolsa) inauguró su primer local en Miami, como parte de un ambicioso plan de expansión por los Estados Unidos, que contempla la apertura de otras 80 tiendas franquiciadas, mínimo, a lo largo de los próximos 10 años. El desarrollo de la marca de alfajores está en manos de True Brands Company, que compró en 2016 el “derecho exclusivo de distribuir y vender dentro del territorio de EE.UU. los productos de Havanna”. Según ese contrato, True Brands Company tiene la obligación de comprar el primer año US$300.000 en productos, para ir aumentando 10% cada año.

Fuente: www.clarin.com

 

Comentarios

LAS MÁS LEÍDAS